Salta: Agustina Nieto sería víctima de un “ajuste de cuentas”

En la Sala VII del Tribunal de Juicio comenzó la audiencia contra Joaquín Octavio Viñabal (25), alias “Gololo”, por homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y por femicidio, en perjuicio de Agustina Fernanda Nieto. Durante la primera jornada el imputado se abstuvo de declarar por el momento. Los primeros en comparecer fueron dos hermanas, un hermano y un primo de la víctima. La ronda de testimoniales continuó con la declaración de la vecina de barrio San Benito que encontró el cuerpo de la víctima y de un policía de la comisaría Décima.

Una de las hermanas de la damnificada contó que, al momento del hecho, Agustina trabajaba en una casa, haciendo la limpieza. La joven tenía un hijo de un año. Dijo que por lo general residía en el domicilio de otra hermana, en San Luis, pero el día previo a su muerte había llegado a su casa con un bolso y le manifestó que sus intenciones eran quedarse. Los días previos había estado en la calle.

La testigo contó que Agustina consumía pasta base y que había períodos en que estaba bien y luego recaía. Sostuvo que sabía que la casa deshabitada de San Benito donde la encontraron sin vida también funcionaba como “aguantadero”, pero nunca había ido a buscar a su hermana a ese lugar. Los familiares de la víctima señalaron que, luego del hecho, los vecinos de barrio comentaban que Agustina había sido víctima de un “ajuste de cuentas”. Según los rumores, ella le había sustraído sustancias prohibidas a un “transa” y las había repartido.

El hecho ocurrió el 10 de noviembre de 2018 en barrio San Benito de la ciudad de Salta.

Fuente: El Tribuno