Santa Fe: cruces con jueces tras otro ataque narco

Las acciones intimidantes de la banda narco “Los Monos” -que ahora baleó presuntamente la casa del padre de un juez ligado a la causa que dejó en prisión a sus principales cabecillas- volvieron a disparar cruces entre el Gobierno del socialista Miguel Lifschitz y los jueces.

Ayer el mandatario anunció que reforzará la seguridad de los miembros del Poder Judicial -la extenderá a familiares de magistrados- y dijo que va a “imponer la voluntad de la Justicia” en la lucha contra el narcotráfico, en medio de cuestionamientos del presidente de la Corte provincial, Rafael Gutiérrez.

La fuerte balacera -sin heridos- se produjo cerca de las 22 del miércoles en la casa situada en la calle Laprida, en el sur de Rosario, donde reside el padre del juez penal Juan Carlos Vienna, quien instruyó la causa que terminó con los principales cabecillas de la banda presos.

En la noche del martes, había sido escenario de un ataque armado el domicilio de la exesposa del magistrado, mientras que anoche se investigaba el hallazgo en la zona rural de Pérez de un auto incendiado, similar al utilizado para el segundo atentado.

Tras el nuevo y violento hecho, desde el Poder Judicial reclamaron al gobernador mayor seguridad. En esa línea, Gutiérrez confirmó su decisión de pedir una reunión con Lifschitz para reclamar garantías para los jueces que investigan el narcotráfico. Desde despachos provinciales aclararon a este medio que el encuentro se producirá en los próximos días.

Según indicó Gutiérrez, los ataques a domicilios de integrantes del Poder Judicial o sus allegados pasan “de castaño a oscuro, y lo que necesitamos es una investigación con resultados”. “Indudablemente el Poder Ejecutivo tiene que ser responsable de la seguridad de los miembros del Poder Judicial”, sostuvo.

Además, cuestionó al ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro: “Parece que el que no entiende nada es el ministro; le hemos reclamado el refuerzo de la seguridad en los Tribunales y siempre dice que le falta personal, que no tienen los medios necesarios. No le transmite nuestras inquietudes al gobernador y por eso queremos hablar directamente con Lifschitz”, dijo Gutiérrez, en dichos reseñados por La Capital.

El mandatario del Frente Progresista Cívico y Social, por su parte, aseguró que el Estado “garantiza” la seguridad de los jueces y anunció que se pondrá en marcha un mecanismo de protección que se extenderá a familiares directos de los magistrados. Y respaldó a su ministro.

Para el gobernador, los ataques cometidos esta semana en Rosario contra viviendas de allegados al juez Vienna están vinculados a la banda narco “Los Monos”. “Aparentemente, el nudo de todo esto tiene que ver con el juicio ejemplar que se realizó hace unos meses”, expresó el mandatario.

Con ese delicado telón de fondo, el titular de la Corte provincial también pidió orientar más recursos para evitar nuevos episodios de violencia. “Hay que hacer un trabajo de inteligencia para poder llegar a resultados positivos. Hay que poner todos los medios que tiene el Poder Ejecutivo de la provincia, y hacer un trabajo juntamente con los fiscales”, dijo Gutiérrez. En tanto, el gobernador santafesino declaró: “Esta pelea no la podemos perder, no podemos retroceder, tenemos que imponer la voluntad de la Justicia y la decisión del Estado en su conjunto de hacer cumplir la ley y de pacificar”.

También el presidente del Colegio de Magistrados de Santa Fe, Gustavo Salvador, manifestó su “preocupación” y pidió el “pronto esclarecimiento”. “Estamos consternados porque es un ataque al ejercicio de la función jurisdiccional”, aseguró Salvador, quien agregó que “estos hechos no se pueden volver a producir”.

En la balacera en la residencia del padre del juez Vienna no hubo heridos y sólo se produjeron daños materiales en esa vivienda y en otros domicilios vecinos.

En el lugar reside el padre de Vienna, un hombre de más de 80 años que vive solo, precisaron los informantes. La Policía de Investigaciones (PDI) levantó cerca de 10 vainas servidas en el lugar y al menos cinco proyectiles habrían impactado en el frente de la casa.

Ayer, además, un automóvil Renault Logan como el utilizado para realizar los disparos fue hallado completamente incendiado en una zona rural de la provincia, con signos de haber sido prendido fuego pocas horas antes.

La noche del martes, la anterior a la del ataque al padre del juez, fue atacada a balazos otra vivienda situada en Buenos Aires al 3900, perteneciente a un vecino del juez Vienna, situada frente a la casa de la exesposa del magistrado y a metros de la de su hermano fiscal.

A fines de mayo, en tanto, fue baleado el frente de una vivienda que había habitado el juez rosarino Ismael Manfrín, el presidente del tribunal que enjuició y condenó a varios integrantes de la banda narcocriminal.

 

Fuente: Ámbito