Se casan el día de la final de la Libertadores: “No vamos a guardar rencor si no van”

AUDIO: FERNANDO BECERRA (VECINO DE VILLA MERCEDES)

{mp3} becerra08112018{/mp3}

 

Cuando Fernando Becerra, hincha fanático de Boca, y su pareja, Carolina, planificaron su casamiento hace un año jamás pudieron imaginar que la fecha de la boda iba a coincidir con el partido más importante de la historia del fútbol argentino y uno de los más trascendentes a escala mundial: la final de la Copa Libertadores de América que tendrá como protagonista a los dos clubes más grandes del país.

En realidad, Fernando y Carolina no pensaban casarse el 24 de noviembre (cuando se juega el partido de vuelta de la Superfinal), sino una semana antes, el 17. La falta de disponibilidad de salones dónde realizar la fiesta los obligó a cambiar la fecha.

Durante todo el año de planificación de la boda no hubo mayores sobresaltos a los naturales. Hasta que la Conmebol decidió que los partidos se jugarían en día sábado (la Copa se juega siempre entre semana) y justo el encuentro definitorio sería el 24.

“Cuando me enteré dije ¨pucha, no puedo tener tanta mala suerte¨, por decirlo de una manera educada”, contó Fernando. A Carolina la superposición de fechas no le afecta demasiado: es hincha de Independiente.

El panorama para el hombre de 36 años se pone un poquito peor: la misa de casamiento está prevista para las 18.00, recién cuando estaría comenzando el segundo tiempo. No lo podrá ver ni de reojo.

“Ninguno de los invitados me dijo que no vaya a venir, pero me dijeron ¨mirá, justo es el partido´¨. Igual, con mi novia hemos dicho que no vamos a guardar rencor si no van”, agregó.

Becerra aseguró que ni siquiera intentó cambiar la fecha de la boda, sobre todo por lo que costó conseguir un lugar disponible hace ya un año.

Fernando está preparado para festejar a lo grande si justo ese día Boca se consagra en la Libertadores, pero también para soportar las cargadas de sus propios invitados, si el resultado se inclina en favor de River.