Se filtró el nuevo Volkswagen Polo que llegará a la Argentina

El nuevo Volkswagen Polo está transitando la última fase de desarrollo en Brasil, país en el que se producirá y desde donde llegará este año al mercado argentino, como el modelo actual. El hatchback competirá en los concesionarios con el Peugeot 208, el Toyota Yaris, el Fiat Argo y el Chevrolet Onix.

Antes de su presentación, se filtraron las fotos que la marca alemana registró en el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual (INPI) de la Argentina.

El nuevo Polo tendrá nuevos faros delanteros (contarán con tecnología Led y cambiarán el formato en la parte inferior al estilo Golf), retoques en el paragolpes y el logo renovado de Volkswagen. También se renovarán las llantas de aleación, que podrán ser de hasta 17 pulgadas según la versión.

La gama mecánica estaría compuesta de tres opciones: un motor naftero 1.0 litros de 75 caballos de potencia, un naftero 1.0 litros turbo de 116 caballos de potencia y un naftero 1.4 litros turbo de 150 caballos de potencia. Para el primero, la caja sería manual de cinco marchas. Para los turbo, automática de seis.

Volkswagen Polo Trend

Volkswagen confirmó que durante el primer trimestre del año sumará el Polo Trend a su gama de productos, y será este modelo el que tomará el lugar del discontinuado Gol Trend en los planes de ahorro. Será el auto más accesible de la marca.

Al igual que el resto de la gama Polo este llegará desde Brasil, con menor equipamiento -por ejemplo no tendrá llantas de aleación- y el mismo motor 1.6 de 110 caballos de fuerza y caja manual de cinco velocidades.

La buena noticia es la dotación de seguridad, que contará de serie con cuatro airbags (dos frontales y dos laterales), y el control de estabilidad, dispositivo que desde enero de 2022 es obligatorio en todos los modelos cero kilómetro a la venta en el país.

Por la entrada en vigencia de la nueva normativa, la marca alemana debe dejar de vender el clásico Gol, aunque solicitó al Ministerio de Desarrollo Productivo acogerse a la excepción del cumplimiento del control de estabilidad de serie para un último lote de unidades, con la excusa de entregar las últimas unidades vendidas por planes de ahorro.

El fabricante alemán argumentó “el mayor volumen de comercialización del vehículo se desarrolla por el sistema de planes de ahorro, y dicha situación impactaría de manera directa a los clientes suscriptores y adjudicatarios del mencionado canal de ventas, por cuanto el modelo en cuestión representa el vehículo de ingreso a la gama Volkswagen, de modo que ante el eventual cese de comercialización deberán desembolsar una diferencia económica por el cambio de modelo”.

Fuente: TN Autos