Se levantó el paro de Transpuntano y los servicios se normalizaron

Luego de más de tres días, los choferes de Transpuntano levantaron la medida de fuerza que iniciaron el viernes por la demora en el pago de sueldos del mes de agosto.

Desde antes de las 18.00 de este lunes comenzaron a salir los coches desde el galpón de la empresa y los servicios se normalizaron en todas las líneas alrededor de las 19.00.

Durante la mañana, la empresa explicó en un comunicado que el retraso en el pago de los haberes – que debía efectivizarse el jueves de la semana pasada – se debió a que “la Secretaría de Transporte de la Nación demoró la transferencia del Fondo de Compensación y que, por lo tanto, el saldo pendiente de pago del salario -que ya está depositado- será abonado en su totalidad, dentro de las próximas 24 horas”.

En el mismo documento, la firma que presta el servicio urbano en la capital puntana aprovechó para cuestionar a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y a los concejales que no aprobaron el aumento del boleto.

“La empresa repudia los actos de violencia ejercidos por la UTA, que incluyeron una marcha de protesta al domicilio particular del Intendente. Este tipo de comportamientos representa una constante por parte del sindicalista Iván Piñeyro, quien no tiene reparos a la hora de efectuar medidas extorsión y episodios de violencia contra las reparticiones públicas, como así también provocar incidentes de violencia física y daños, como ocurrió en el Concejo Deliberante y las agresiones sufridas por el Presidente del Cuerpo Deliberativo”, señala la nota.

“El gremialista Piñeyro estaba informado por la empresa de esta situación de atraso por parte de los fondos nacionales y que el pago de los haberes se demoraría tres días. Sin embargo Piñeyro desconoció la comunicación de la empresa y nuevamente apeló a prácticas patoteriles, privando a los usuarios del transporte de asistir a sus trabajos y trasladarse, además de ocasionar que los jóvenes tuvieran inconvenientes para asistir al colegio”, agrega.

También sostiene que “la solución al problema de financiamiento de la empresa se encuentra en manos del Concejo Deliberante, ya que solo a través de una adecuación tarifaria con el boleto a 26 pesos la empresa podrá hacer frente a sus compromisos, tal como ocurre en Villa Mercedes y muchas otras jurisdicciones del país”.

“Sin embargo un grupo de concejales se niegan a tratar la readecuación con el argumento de piensan en el bolsillo de la gente, cuando en realidad -a sabiendas de que es imprescindible hacerlo- especulan con la obtención de un rédito político ante las próximas elecciones”, añade.

Y cierra: “Transpuntano también comunica que la intención de la UTA y de algunos Concejales para solucionar el conflicto, es imponerle al municipio que deje sin efecto el Boleto Estudiantil Gratuito y Jubilado Gratuito, hecho que no está previsto que ocurra, dado que es un beneficio que forma parte de una política pública sostenida por los mismos abonados desde hace ocho años”.