Se posterga la definición en la conducción del interbloque JxC, que estará más fragmentado

En medio de la confirmación de la división del bloque de la Unión Cívica Radical, y a horas de la sesión preparatoria, la definición sobre la conducción del interbloque Juntos por el Cambio se pateará para más adelante.

Según pudo saber parlamentario.com, no habrá resolución en lo inmediato sobre quién quedará como presidente del principal espacio opositor en la Cámara de Diputados, que a partir del 10 de diciembre contará con 116 miembros, pero estará mucho más fragmentado.

Actualmente, Juntos por el Cambio está compuesto por el Pro, la UCR y la Coalición Cívica, más la catamarqueña Julieta Marcolli y el sanjuanino Marcelo Orrego, que tienen sus respectivos monobloques.

Pero a partir de la nueva conformación asoman más bancadas. Por empezar, este lunes se confirmó el nacimiento del bloque UCR Evolución, compuesto por 12 legisladores.

En tanto, días atrás Margarita Solbizer, que compitió dentro de JxC en la provincia de Buenos Aires, afirmó que formará un espacio propio con el expresidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, Sebastián García de Luca y Domingo Amaya; éstos dos últimos hoy dentro del Pro.

Además, el porteño Ricardo López Murphy, de Republicados Unidos; el puntano Claudio Poggi, de Avanzar San Luis; y el salteño Carlos Raúl Zapata, de Ahora Patria; tendrían cada uno su propio monobloque.

Otra que se encuentra en tratativas para ver si se sumará a alguno de los bloques mayoritarios o se moverá en soledad es la misionera Florencia Klipauka Lewtak, que viene del partido Activar.

A Orrego, de Producción y Trabajo, se suma Susana Laciar, con lo cual ese espacio tendrá dos integrantes.

En busca de atraer a sus filas a más diputados de partidos provinciales, el Pro cambiará su nombre a “Frente Pro”.

Tal como sucede ahora, desde el 10 de diciembre el Frente Pro será el bloque dentro de JxC que más integrantes tenga. Pero, a diferencia de la actualidad, el espacio macrista podría reclamar la presidencia del interbloque, que hoy ocupa el cordobés radical Mario Negri, debilitado por la ruptura de su bancada.

Si bien todavía no hay acuerdo, la idea mayoritaria es que el titular del interbloque surja de uno de los tres presidentes de los bloques que representan a los partidos integrantes de la alianza, esto es Pro, UCR y CC-ARI, es decir, Cristian Ritondo, Mario Negri o Juan Manuel López, respectivamente.

Así también se lo hicieron saber a los radicales “renovadores” desde el espacio de Negri cuando, al aceptar que perdían en la puja por la presidencia de la bancada radical, los legisladores del ala de Martín Lousteau reclamaron la jefatura del interbloque.

Para ese puesto, Ritondo cuenta con el aval de UCR Evolución, mientras que Negri con la Coalición Cívica, referenciada en su amiga Elisa Carrió.

Ante las tensiones internas, el reparto de las vicepresidencias también podría quedar sin resolverse en la sesión preparatoria de este martes. Actualmente, la del Pro está en manos del mendocino Omar de Marchi, y la de la UCR en poder de Alfredo Cornejo, quien se muda al Senado.

San Luis 24 Redacción Buenos Aires