¿Se viene un IFE para monotributistas?: analizan la entrega de un nuevo bono

Con el reciente golpe que recibió el Gobierno al conocerse la suba de la inflación de marzo de un 6,7%, la administración de Fernández está trabajando en una nueva serie de medidas de económicas para compensar el aumento de precios. Uno de ellos tiene que ver con un bono para los trabajadores en negro y monotributistas semejante al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que se otorgó durante la crisis sanitaria generada por la pandemia el coronavirus.

Esto se desprende de las declaraciones que el ministro de Economía, Martín Guzmán, formuló días atrás en la que adelantó la elaboración de un proyecto para “redistribuir la renta inesperada”, especialmente granos, minerales, petróleo y gas.

Según trascendió, el proyecto de ley será enviado a la Cámara de Diputados para su tratamiento en las próximas semanas, aunque resta definir si será un impuesto por única vez, o permanente, o un aporte. Además, habrá que resolver cuáles serán los valores que la iniciativa tomará como referencia a los efectos de determinar la ganancia extraordinaria.

La intención del Ejecutivo es destinar los fondos que se obtengan por esta vía fundamentalmente a atender a los trabajadores no sindicalizados -en negro o monotributistas-, cuyos ingresos se han visto deteriorados por la suba de la inflación y que no cuentan con el recurso de negociar en una paritaria.

Las declaraciones de Guzmán

En medio de versiones sobre su permanencia en el Gobierno, el ministro de Economía, Martín Guzmán, unos días antes de que se supiera la cifra de la inflación de marzo del INDEC, el funcionario había adelantado que la inflación de marzo se ubicaba por encima del 6%.

“La inflación del mes de marzo va a ser la más alta del año, va a superar el 6%”, dijo Guzmán en C5N.

Guzmán afirmó que “la inflación no se va a reducir (solo) con políticas de precios” sino que “se ataca con política macroeconómica” y que para ello “se necesita un programa económico que ya existe”, pero que “hace falta un apoyo político claro en lugar de llevar acciones que generan incertidumbre”.

El ministro sostuvo que “la economía funciona en un contexto de relaciones de poder”, por lo que para atacar la inflación “necesitamos construir credibilidad en un programa sólido y consistente que hemos diseñado” y que, si bien existen tensiones en el Gobierno, “el Presidente (Alberto Fernández) ha marcado que gestionaremos con gente que esté alineada con el programa económico que se ha definido”.

También aseguró que “hay una definición política tomada de no aumentar los derechos de exportación de los granos” y agregó que para que esa decisión tenga efecto, “es importante que los funcionarios que trabajan estén alineados con lo que se define políticamente y que no digan cosas que puede generar incertidumbre sobre las decisiones que se han tomado”.

“Si a pesar de ya haber tomado una decisión decimos que puede que se suban (las retenciones) no tenemos, por un lado, el efecto de poder diferenciar el precio internacional del precio doméstico, pero tampoco el efecto de la certidumbre asociada a una decisión”, sostuvo el ministro.

Guzmán logró el respaldo de Alberto Fernández

En medio de los crecientes rumores de cambios en el Gabinete, y en la semana en que se va a conocer la inflación de marzo, el presidente Alberto Fernández recibió en la Quinta de Olivos a su ministro de Economía, Martín Guzmán.

El encuentro se dio este domingo, antes del nacimiento de su segundo hijo Francisco, y en la previa a una semana dura para el Gobierno, ya que se conocerá el índice de inflación correspondiente al mes de marzo, que será muy superior al de febrero, cuando alcanzó el 4,7%.

La reunión del jefe de Estado con Guzmán buscó intentar acallar las versiones de cambios en ministerios y también para renovar la confianza que le tiene al titular del Palacio de Hacienda, en medio de las críticas que recibe del ala kirchnerista desde que comenzó a cerrarse el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este lunes, tras el nacimiento de su hijo con la primera dama, Fabiola Yañez, Fernández volvió a descartar cambios en el Gabinete y dijo que por estas horas está solo abocado a “cambiar pañales”.

Si bien las modificaciones en el equipo de Gobierno pueden darse en cualquier momento, por ahora son descartadas de plano en el entorno del Presidente.

Más allá de las críticas del sector más cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner contra el rumbo económico de la Argentina y sus implicancias para las elecciones de 2023, el mandatario nacional sostiene a Guzmán y el encuentro de este domingo en Olivos fue para renovarle su confianza en persona.

La última vez que se dieron cambios en el Gabinete fue por presión del kirchnerismo tras la derrota en las elecciones de 2021, aunque en esta oportunidad Fernández no quiere volver a renovar a su equipo, menos aún, sacar a Guzmán, lo que significaría otra vez ceder en la puja interna.

De todas formas, la Casa Rosada sabe que se avecina una semana complicada en cuanto a críticas, ya que se espera un índice desfavorable de inflación para el mes de marzo.

Fuente: iProfesional