“Si el Gobierno no convoca al diálogo se va a comer más paros”

En el inicio del tercer paro general contra la gestión de Mauricio Macri, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, advirtió que “si el Gobierno no convoca al diálogo social y no escucha el reclamo de la gente se va a comer varios paros”.

Así lo afirmó en declaraciones al canal C5N, al tiempo que insistió: “Si siguen desoyendo lo van a pagar caro en las urnas del año que viene”.

Por su parte, el referente de la otra CTA y diputado nacional, Hugo Yasky, calificó de “total” el paro de hoy. “La imagen es un país totalmente parado”, sostuvo en declaraciones a Radio Cooperativa.

“Siempre que hubo diálogo con el Gobierno fue un diálogo quirúrgico. Jamás fuimos convocados a ningún diálogo”, criticó. Y disparó: “Que Triaca diga que el paro no sirve para nada lo habrá aprendido de su padre que decía lo mismo cuando era funcionario”

Sin embargo, Yasky cuestionó a la conducción de la CGT al sostener que “mostró su fracaso al apostar al ser subordinada a las políticas de Mauricio Macri”.

Por su parte, el líder del sindicato de camioneros Hugo Moyano dijo anoche que el paro general de hoy por la CGT “no afecta a la democracia”.

Durante su participación en el programa de televisión Debo Decir, Moyano dijo que no quiere que se vaya Macri sino que haga cosas “que no causen dolor” y “escuche a la gente”.

“La gente no pasaba antes las necesidades que pasa ahora. Con Cristina (Kirchner) comía todo el mundo y ahora hay gente que no come” agregó el dirigente camionero y presidente el Club Atlético Independiente.

Consultado por el periodista Luis Novaresio sobre su postura durante los gobiernos de Carlos Menem y Cristina Kirchner, Moyano dijo que con el primero “tuvimos que salir a la calle porque la situación era insostenible”, mientras que “con Cristina hubo un desencuentro”.

Moyano, cuyo sindicato acordó la semana pasada un incremento salarial de 25%, sostuvo que no sabe “si Cristina robó, que lo decida la justicia (…) a todos los presidentes que le dan de comer a la gente los tildan, como a Lula, y a los dirigentes sindicales nos denuncian”.

Respecto a su situación económica, Moyano expresó que no sabe cuánta plata tiene y habría que consultarle a su esposa, “que lleva las cuentas”.

Sobre las descalificaciones hacia su persona y los sindicalistas en general, Moyano preguntó: “¿Si yo fuera tan malo como dicen podría juntar 500.000 personas en un acto o ganar las elecciones en Independiente con más del 90 por ciento de los votos?”.

 

Fuente: Ambito