Si las elecciones presidenciales fueran hoy, Cambiemos le ganaría al kirchnerismo

¿Las elecciones para gobernador bonaerense serán anticipadas o en octubre junto a los comicios presidenciales? ¿Cristina Kirchner será candidata? ¿El peronismo logrará instalar una fórmula competitiva para romper con la polarización? A nueve meses de las elecciones presidenciales todavía hay muchas preguntas que no tienen respuesta. Pero si las elecciones fueran hoy Cambiemos se impondría al kirchnerismo. Al menos eso es lo que señala la encuesta nacional de enero de Poliarquía Consultores, que todos los meses analiza la situación sociopolítica de la Argentina.

 

Frente a la pregunta “¿quién le gustaría que fuera el próximo presidente de la Argentina?”, el 35 por ciento de los consultados eligió a un candidato de Cambiemos: María Eugenia Vidal (16%), Mauricio Macri (15%) y Elisa Carrió (4%). Si en algo el oficialismo parece no tener dudas es en que el Presidente buscará su reelección, lo mismo que la gobernadora en la provincia de Buenos Aires. Carrió, en cambio, ya anticipó que no volverá a ser candidata.

Frente a la misma pregunta, y también con tres candidatos del mismo espacio como opciones, un 29 por ciento de los encuestados se inclinó por el kirchnerismo: Cristina Kirchner (22%) les sacó amplia ventaja a Axel Kicillof (6%) y Agustín Rossi (1%). En este caso, y si bien en el Gobierno descuentan que la ex presidenta finalmente será candidata, ella aún no ha dado señales sobre su futuro.

Por el lado del peronismo tres candidatos reunieron un respaldo del 19 por ciento: Sergio Massa (12%), Juan Manuel Urtubey (6%) y Miguel Ángel Pichetto (1%). A diferencia del resto de los espacios, estos tres dirigentes ya manifestaron su deseo de competir por las elecciones presidenciales en una interna. En la encuesta no aparece la opción del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, que fue agitada desde distintos sectores durante el comienzo del año. Sí se menciona a otros dos dirigentes que no cosechan adhesiones: Felipe Solá y Florencio Randazzo. Con Nicolás del Caño como único candidato, la izquierda cosecha un 4 por ciento.

 

En otra parte de la encuesta, Poliarquía preguntó: “¿Si hoy hubiera elecciones presidenciales, usted a Cambiemos/al kirchnerismo/al peronismo seguro lo votaría, podría llegar a votarlo dependiendo de quién sea el candidato o seguramente no lo votaría?”. Las respuestas, en este caso, parecen darle una esperanza a los candidatos del peronismo. Sucede que si bien solo un 15% respondió que “seguro lo votaría”, un 45% indicó que “podría llegar a votarlo”. Un 38 por ciento, en cambio, aseguró que “seguramente no lo votaría”.

Sobre Cambiemos, un 20% se mostró seguro de votarlo, un 28% respondió que podría llegar a hacerlo mientras que un 51% aseguró que seguramente no lo votaría. Y con respecto al kirchnerismo un 23% se mostró convencido de votar a sus candidatos, un 21 por ciento señaló que podría llegar a votarlos y un 54% se inclinó por el rechazo.

 

Para explicar estas variaciones en la intención de voto, la primera parte de la encuesta de Poliarquía analiza la aprobación de la gestión presidencial y las expectativas económicas de los encuestados.

Mientras un 34% aprueba la gestión de Macri como presidente, un 65 por ciento la desaprueba. Un año atrás, en enero de 2018, la aprobación era de 48% y la desaprobación de 50%. No sorprende entonces que el 63 por ciento de los consultados evalúe como negativa la situación general del país.

 

“Entramos en un año que va a ser de mucha volatilidad, de mucha incertidumbre… Que va a depender mucho de la economía previa a las elecciones y a la cantidad de los candidatos. No va a ser lo mismo si el peronismo termina cerrando algún tipo de acuerco con el kirchnerismo que si no lo hace… Y obviamente no va a ser lo mismo si Cristina Kirchner decide no presentarse”, planteó.

 

“Estamos yendo a una elección pareja, abierta, donde en el margen muchas pequeñas cosas pueden terminar influyendo quién termina ganando. Si la economía en los tres o cuatro meses previos a las elecciones no levanta y hay algún nuevo shock inflacionario, va a ser muy difícil que Macri sea reelecto. En cambio, si llegamos a fin de año con un clima de mayor estabilidad, posiblemente el Presidente pueda obtener una victoria holgada”, analizó Catterberg en diálogo con radio Mitre.

 

Fuente: Infobae

× ¿Te ayudamos?