Sigue la protesta de camioneros en Villa Mercedes contra la cuarentena obligatoria

Los camioneros que cumplen una cuarentena obligatoria en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Villa Mercedes continúan con la protesta contra las medidas impuestas por el Gobierno para los choferes residentes en la provincia.

Desde el viernes de la semana pasada, los conductores reclaman contra la obligatoriedad de cumplir una cuarentena en los Centros de Transferencia de Cargas que dispuso el Ejecutivo, en el marco de las medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus.

Ariel Policino, camionero villamercedino, afirmó: “Los choferes quieren volver con sus familias, los dos días que tienen para estar en su casa no quieren estar tirados ahí en la ZAL”.

Los conductores critican las condiciones en las que tienen que pasar el aislamiento tras regresar con cargas a la Provincia. La medida apunta a prevenir el potencial contagio de Covid-19 de algún camionero que pudiera llegar infectado desde otra provincia.

“El chofer que hace largas distancias es el que más se cuida. Por lo que he estado viendo en la ZAL, los cuidados que tenemos los camioneros son 10 veces más que la gente que trabaja para el Gobierno”, aseveró Policino.

Para no tener que cumplir la cuarentena, los choferes deben presentar un certificado otorgado por un centro de salud que certifique que no contrajo la enfermedad. “Los test los hacen clínicas privadas, y sobre que no te dejan ingresar a ningún lado, ¿cómo vamos a ingresar con un equipo completo a una clínica? Es inviable”, sostuvo. El análisis cuesta entre 6 y 8 mil pesos en las provincias de Córdoba y Mendoza.

“Los choferes no ven que esto es justo. Se irán a bajar del camión y se van a ir a la casa. El problema es que esto no tiene fecha de vencimiento, no es que nos dicen que esto va a pasar en dos o tres meses, que podríamos aguantar”, indicó Policino.

Además, recordó que en el mismo lugar cumplen cuarentena camioneros provenientes de países con circulación del virus, como Uruguay, Chile y Brasil.

“No entiendo esta lógica en la provincia, no la entiendo. Un chofer ¿cuánto puede aguantar sin ver a su familia, que la mujer lo llame y le diga que tiene un hijo enfermo o que ella está enferma?”, sentenció.