Siria: los riesgos que implica que Estados Unidos de retirar sus tropas del país

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles la retirada de sus tropas terrestres en Siria, después de asegurar que Estado Islámico había sido derrotado. En este análisis, el periodista especializado en Defensa y Diplomacia de la BBC Jonathan Marcus advierte de las consecuencias de esa decisión.

 

Hasta ahora, la posición oficial de Estados Unidos ha sido que sus fuerzas permanecerían en Siria para asegurar la derrota de Estado Islámico (EI).

“Nadie está declarando misión cumplida”, había dicho Brett McGurk, el enviado especial de EE.UU. a la coalición mundial para derrotar al EI, hace tan solo dos semanas.

Las tropas terrestres de EE.UU. se involucraron por primera vez en Siria en otoño de 2015, cuando el presidente Barack Obama envió una pequeña cantidad de fuerzas especiales para entrenar y asesorar a los combatientes kurdos locales que luchaban contra e EI. Estados Unidos hizo esto a regañadientes, después de varios intentos de armar a grupos anti Estado Islámico que habían terminado en desastre.

 

“Rol importante”

Sin embargo, otros podrían argumentar que la presencia de tropas le otorga a EE.UU. una presencia importante.

En ocasiones las fuerzas estadounidenses han estado involucradas en enfrentamientos directos con milicias proiraníes y contratistas militares rusos que intentaron atacar las posiciones de sus aliados.

Estado Islámico puede ser ampliamente derrotado, pero ¿qué va a pasar en el aproximadamente tercio de Siria que permanece fuera del control del presidente Assad y sus aliados? ¿Podría surgir una nueva fase de la guerra civil?

Si grandes partes del país se internan en un nuevo caos, algo relacionado con EI o similar podría emerger fácilmente de nuevo.

 

 

Fuente: BBC