Solá se distancia de Massa y para candidatearse a Presidente

Felipe Solá ya tiene bunker en el corazón de la Ciudad de Buenos Aires, pero sigue una agenda súper intensa que lo lleva también por el interior del país. Calzado con el traje de candidato a presidente está convencido de la necesidad de consolidar un espacio opositor que sea alternativa a Cambiemos en 2019, que incluya al peronismo pero que sume a todos los que “defiendan el trabajo argentino”. “Soy candidato porque me siento capaz de serlo”, enfatizó.

 

Actual diputado nacional, quien fuera gobernador de la provincia de Buenos Aires entre 2002 y 2007, dijo que “nunca” tuvo el peronómetro en la mano y consideró que es “imposible” construir una oposición sin admitir al kirchnerismo. Al respecto, reconoció un distanciamiento con Sergio Massa que “tiene una posición muy anti-K, de no admitir a un sector enorme del peronismo”.

 

Crítico del acuerdo con el FMI, Solá afirmó que el programa económico tiene grandes “inconsistencias” y enfatizó que “estamos asociados a alguien que nos está acogotando”. Advirtió que en la actual situación económica “la mayoría de las familias argentinas no llegan a fin de mes” y que hay un golpe “fortísimo” contra las pymes.

 

Solá consideró que la causa de los cuadernos impacta a toda la política y sostuvo que espero que la Justicia llegue hasta el final. “Llevo 31 años en esto y no he tenido problemas ni acusaciones serias. He encarado las campañas siempre sin plata”, afirmó.

 

Con el peronismo aun lamiendo las heridas de las derrotas electorales, Se propone como un candidato que amalgame distintas voluntades. “Hay una necesidad de cambio muy fuerte, acá no hay que volver para atrás, hay que cambiar el pasado y el presente”, analizó respecto a la propuesta a presentar en 2019 para competir contra la reelección de Mauricio Macri.

× ¿Te ayudamos?