Son 5 las “low cost” autorizadas para volar a San Luis, pero todavía no llegó ninguna

AUDIO: FERNANDO GATICA (COORDINADOR DE ATE ANAC – REGIONAL CUYO)

{mp3} gatica09012019{/mp3}

 

Desde el 2017, el Ministerio de Transporte de la Nación otorgó a aerolíneas low cost la concesión de rutas aéreas que incluían a la provincia de San Luis. Pero hasta el momento no hubo siquiera un vuelo de prueba hacia los aeropuertos puntanos.

Las empresas autorizadas para operar vuelos desde y hacia las terminales de San Luis fueron, en distintos momentos: Flybondi, Avianca, Polar, Norwegian Air y Jet Smart. La última fue habilitada el lunes de esta semana, con la publicación del Boletín Oficial de la República Argentina (BORA) de la resolución pertinente.

Fernando Gatica, controlador aéreo del aeropuerto Brigadier Mayor César Ojeda y coordinador de la región Cuyo de ATE ANAC, afirmó que, pese a ser autorizadas, las empresas desestiman la posibilidad de operar vuelos hacia San Luis por la baja rentabilidad de los viajes.

“Venimos teniendo anuncios de que hay empresas que desembarcarían en San Luis y al final no lo terminan haciendo. La entrega de las rutas aéreas se hace sin controles y sin límites. Esto hace que los anuncios sean espectaculares pero no se terminan concretando”, analizó el gremialista, en declaraciones al programa SanLuis24 Radio.

Gatica remarcó que “en un estudio de mercado, no debemos ser prioridad para ninguna empresa aérea, porque con los dos vuelos de Aerolíneas Argentinas que tenemos en este momento, y en la franja que están volando, hace que cualquier empresa, para competir tiene que venir en los mismos horarios, y en estos momentos es imposible que tengamos dos vuelos comerciales operando en el mismo horario en el aeropuerto de San Luis”.

El también secretario adjunto de ATE San Luis señaló que la imposibilidad de operar vuelos en simultáneo en el aeropuerto puntano se basa en que “no da la capacidad del hall de pasajeros, ni del pre embarque, ni del servicio de extinción de incendios”. Por eso, consideró que “cualquier vuelo tendría que venir a media mañana o al medio día y la ocupación no sería la óptima, comercialmente hablando”.

Además, reconoció que para la población las concesiones de las rutas aéreas “pueden parecer interesantes”, pero, en su experiencia de trabajo en el aeropuerto, “es muy poco probable” que se concreten.

De todas las rutas que se concesionaron por parte del Ministerio de Transporte de la Nación, desde que se implementó la “Revolución de los Aviones”, sólo un 20% está siendo operada por las empresas adjudicatarias.