Sony acusa a Microsoft de querer convertir a PlayStation en Nintendo

Microsoft sigue intentando que los reguladores aprueben su compra de Activision Blizzard y Sony busca evitarlo. En ese contexto, la empresa japonesa acusó a la dueña de Xbox de que “su verdadera estrategia” es convertir a PlayStation en Nintendo.

La confusa acusación tiene base en el mundo de los juegos de disparo para mayores de 18 años, donde Nintendo no tiene una gran presencia. Todo vuelve al gran argumento de Sony para evitar que Microsoft adquiera Activision Blizzard: la franquicia de videojuegos Call of Duty. La dueña de PlayStation alega una preocupación de que Xbox podría volver a estos videojuegos exclusivos, dejándolos sin una gran entrada de dinero. Xbox ha negado que esta sea su intención.

Los comentarios fueron hechos en una respuesta a la Agencia Reguladora de Competencia y Mercado del Reino Unido, que investiga actualmente la adquisición antes de aprobarla. En una respuesta de 22 páginas, Sony Interactive Entertainment alega que la compra podría empujar a los usuarios a dejar PlayStation, algo que Xbox aprovecharía para aumentar sus precios y dañaría a desarrolladores independientes en consecuencia.

En una sección del comentario, Sony destaca comentarios hechos por Microsoft donde expresan que otras plataformas han crecido sin Call of Duty, incluyendo la Nintendo Switch. A esto, PlayStation respondió que la estrategia de Nintendo es distinta a la suya o la de Xbox, ya que no se basa en los juegos de disparo para mayores de edad.

“Microsoft alega que el modelo diferenciado de Nintendo demuestra que PlayStation no necesita a Call of Duty para competir. Pero esto revela su verdadera estrategia”, expresa específicamente el comunicado y agrega: “Microsoft quiere que PlayStation se vuelva Nintendo, para así ser un competidor mucho menor contra Xbox”.

Aunque es real que Nintendo no sostiene su estrategia en juegos del tipo de Call of Duty, también cabe destacar que eso no es una comparación lineal de competitividad en el mercado. PlayStation busca todos los argumentos posibles para que Xbox no crezca como compañía siendo su competencia más directa.

La adquisición de Activision ya fue aprobada por Arabia Saudita y Brasil. El Reino Unido deberá dar su decisión final antes del primero de marzo de 2023.

Fuente: Ámbito