Su expareja la atacó tres veces en una semana y le desfiguró la cara: “Tal vez me mate, tal vez no”

Una mujer denunció que su expareja, con quien estuvo 16 años, la atacó tres veces en una misma semana. La última fue el sábado, cuando el hombre la esperó en la puerta de su casa de Cipolletti (Río Negro) y la golpeó brutalmente.

Romina Innella contó todo en la Justicia y ahora aguarda que lo imputen por violencia de género. “Solo quiero que me deje en paz”, suplicó en diálogo con TN.com.ar.

La mujer relató que este miércoles volvía a su casa en auto con una amiga, luego de realizar unos trámites, cuando el agresor, Pablo Montecino, comenzó a perseguirlas.

Todo quedó registrado en un video que ellas mismas grabaron. En las imágenes se ve el recorrido que realizaron cuando intentaban escapar del hombre, que en un momento les cruzó el vehículo por delante para impedir que siguieran camino y las atacó con un palo.

“Nos está siguiendo, viene con un palo, amiga”, se escucha en el video que grabaron. Entre gritos de desesperación, se ve el momento en el que el agresor detiene su vehículo frente al de ellas y, a plena luz del día en el centro de la ciudad, comienza a golpear la camioneta hasta romper la ventanilla.

El hombre, que es conocido en la zona, formaría parte del clan Montecino, estaría vinculado a una banda narco. Según confirmaron a TN.com.ar desde el Ministerio Público del Poder Judicial de Río Negro, “tiene procesos en trámite por estafas por compra y venta de autos”.

Romina señaló que estuvieron juntos 16 años y que tienen tres hijos de 13, 11 y dos años. “Nos separamos hace tres meses, no nos mandábamos mensajes ni nada, pero hace una semana empezó a acercarse a mí”, explicó.

“El lunes de la semana pasada, me fue a buscar hasta el local donde trabajo, una estética, y me pegó en frente de todos, me dejó marcado el ojo derecho. El miércoles me persiguió por el centro de Cipolletti y el sábado pasó lo peor”, agregó.

Según consta en la denuncia, alrededor de las 10.30 de ese día, su expareja la sorprendió cuando llegaba a su casa y la golpeó. “Me pegó y me desfiguró la cara”, afirmó. “Yo estaba sola y alcancé a ver que él estaba con uno de sus empleados en el auto.

La gente intentó ayudarme, le tiraron piedras y se armó un escándalo. Tuve que ir al hospital y me dieron el certificado. Tengo golpes en todo el cuerpo”, manifestó en diálogo con el medio local LM Cipolletti.

Tras el violento episodio, Innella fue a la Fiscalía especializada en Género de Cipolletti y lo denunció.

Según explicaron, la mujer no había acudido antes a la Justicia, que ahora convocó al imputado a designar un defensor para avanzar con el pedido de formulación de cargos. Además, aplicó una restricción de acercamiento.

Mientras tanto, ni la víctima ni sus empleadas pueden ir a trabajar porque sufrieron amenazas.

“Siento que nunca lo terminé de conocer a pesar de los años que fui su compañera. Tal vez me mata, tal vez no”, dijo Innella. “Yo solo quiero que me deje en paz”, concluyó.

Fuente: Aire Digital

× ¿Te ayudamos?