Suman otro fiscal para investigar el femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou

El fiscal Omar De Pedro, procedente de la Fiscalía Regional de Santa Fe, se sumó ayer a la investigación por el femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou, ocurrido el 12 de octubre último en San Jorge, en el departamento San Martín de la provincia de Santa Fe. El funcionario fue designado para colaborar con el trabajo iniciado por su par, Carlos Zoppegni, debido a la gran carga que significa el caso en materia de procesamiento de datos que surgen de las pericias y diligencias realizadas en los días transcurridos.

El fiscal santafesino llegó a San Jorge y junto a personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) participó de una nueva inspección ocular al lugar donde se encontró el cuerpo de Florencia, a unos mil metros al sudeste de la planta urbana de la ciudad. Fuentes judiciales explicaron que “la premura para esclarecer el hecho por parte de la Fiscalía provincial y el cúmulo de datos a procesar” determinaron la designación de otro agente judicial del Ministerio Público de la Acusación.

Mientras tanto Zoppegni, dijo ayer en Radio Estilo de Carlos Pellegrini que “hay una cantidad enorme de información que se está analizando para poder llegar al responsable del hecho. Llega información minuto a minuto, con declaraciones, personas que aportan datos, pericias de celulares y computadoras, entre otras. Todos los datos hay que sistematizarlos, hacer un trabajo coherente, serio y responsable, de modo tal de dar órdenes concretas y precisas para sacarle jugo a esas informaciones”, expresó.

Sobre el caso en sí, el fiscal dijo que “hoy tenemos un asesino suelto, eso lo tenemos presente, nos preocupa y nos ocupa. Espero que no, pero no sabemos si esta persona puede cometer otro crimen de similares características nuevamente y tampoco descartamos la participación de otras personas por encubrimiento”.

Además, señaló que en el marco de la investigación “hay un sinnúmero de teléfonos celulares bajo análisis, mucha gente está brindando colaboración sin oposición para que se hagan las pericias que se están analizando y además, hubo requisas en domicilios, con colaboración de los involucrados”.

“Estoy convencido de que está delante de mis ojos quien cometió el hecho. El tema es la habilidad, en función de todos los datos, de poder discernir y aportar evidencias que me permitan ir a una audiencia y convencer a un juez de que el acusado es quien cometió el delito; ese es el gran desafío que tenemos hoy”, enfatizó. Y concluyó: “Vamos a llegar a un buen término, de eso que no quepa la menor duda”.

Fuente: La Capital