“Tenía planificado todo el ataque”, dijo la madre de las víctimas del doble femicidio

La madre de las dos jóvenes asesinadas a balazos el viernes último en la localidad jujeña de Yuto por el exnovio de una de ellas, quien aún permanece prófugo, aseguró este lunes que la familia quedó “destruida” y señaló que el acusado “planificó el ataque” luego de haber sido denunciado en reiteradas oportunidades por violencia de género.

Se trata de Graciela Segundo, madre de Pamela Gorosito (23) y de Ramona Gorosito (27), quien también resultó herida a golpes por el sospechoso Reynaldo Javier Broy (37), un hombre con antecedentes por “violencia de género” que está siendo buscado por la policía.

“No pudimos hacer nada para salvarlas. Estábamos para dejar a mi otra hija en la casa de mi mamá, por lo que ella (por Pamela) se quedó sola y este hombre aprovechó para entrar a mi casa”, expresó esta mañana Graciela en declaraciones al canal de noticias C5N.

Después de los crímenes, la Policía jujeña montó un amplio operativo de rastrillaje por las áreas urbanas y rurales de Yuto en busca de Broy, expareja de Pamela. “Creemos que está en el monte o cerca de allí. Desde día el hecho, se le perdió todo contacto. Yo, mi mamá, todos lo denunciamos pero se escondía de la policía, nos decían que ya lo iban a ir a buscar y después aparecía como si nada”, dijo Graciela, y agregó que el viernes último, día del doble femicidio, “la primera denuncia realizada contra él fue a las 5 de la madrugada”.

Ver más https://www.sanluis24.com.ar/doble-femicidio-en-jujuy-un-hombre-mato-a-dos-hermanas-y-se-fugo/

Sobre lo ocurrido aquella noche, la madre de las víctimas recordó que “de casualidad” no le disparó también a su marido, porque “seguramente no lo reconoció. Mi marido iba corriendo a ver a mi hija Pamela y él pasó por al lado”.

“No quiero recordarlo, él nos hizo mucho, destruyó mi vida, la vida de mis hijos, de mis nietos, estamos todos destruidos. Tenía amenazada a toda la familia. Es muy duro lo que estamos pasando pero trato de estar bien por mis nietos”, relató la mujer, en medio de la angustia por el femicidio de sus hijas. Por el doble femicidio, ella y los demás integrantes de su familia están conmocionados por lo ocurrido y reciben ayuda psicológica y los cuidados médicos necesarios.

Por los hechos, el fiscal que interviene, Julio Fernando Lobos, inició actuaciones por “femicidio, homicidio simple y lesiones en concurso real”, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El doble femicidio que conmueve a Yuto

Reynaldo Javier Broy, el presunto femicida, es buscado por la policía jujeña intensamente.

Todo ocurrió el viernes último en el barrio Sur de la localidad de Yuto, situada a 160 kilómetros al noreste de San Salvador de Jujuy en el departamento de Ledesma, cuando Broy concurrió a la casa de su expareja, Pamela, madre de dos niños de 6 y 3 años, la golpeó y la amenazó con matarla.

Tras ese ataque, la mujer denunció el episodio en la comisaría local, según confirmaron fuentes de la investigación, quienes agregaron que Broy ya había estado detenido en diciembre pasado tras una denuncia de Pamela por “violación de domicilio en un contexto de violencia de género”. Sin embargo, horas más tarde, el hombre volvió a sorprender a su exmujer y la asesinó de un balazo.

Luego de constatar que Pamela estaba muerta de un balazo, la policía recibió un llamado telefónico de un vecino que alertó que en el pasaje que divide los barrios Sur y San Miguel había dos personas tendidas en el suelo. Se trataba de la hermana y la madre de Pamela, quienes fueron atacadas aparentemente por el mismo agresor cuando intentaron auxiliar a la joven.

Fuentes de la investigación aseguraron que el MPA inició una investigación e imputó a dos policías por el delito de “Incumplimiento de los deberes de funcionario público”, ya que los oficiales habían recibido la orden por parte del fiscal para que concurrieran a la casa de la familia Gorosito luego de la denuncia por golpes contra el sospechoso que luego cometió el doble femicidio.

Fuente: Télam