Tenía salida transitoria, debía volver a la cárcel pero se fue a bailar

Un joven tenía que regresar al Instituto Penitenciario Provincial (IPP), pero cambió su apariencia para ir a bailar a un boliche este fin de semana. El hombre había aprovechado su beneficio de salida transitoria. El suceso ocurrió en la ciudad de Trelew de Chubut.

El boliche se encuentra ubicado en el Pasaje Tucumán al 200. Según los medios locales en el momento en el que el joven de 26 años asiste al local bailable dos efectivos de la Policía se encontraban en el lugar haciendo un control.

El hombre tras percatarse de la presencia de los uniformados intentó darse a la fuga a pie provocando de esta manera una persecución. El operativo terminó con el joven siendo trasladado a la dependencia policial.

Además, desde la Comisaría Primera indicaron que el sujeto había cambiado su fisionomía, ya que, se había cortado el cabello y tenía nuevos tatuajes. Por otro lado, para lograr pasar desapercibido se había colocado unos lentes y demás accesorios para no ser reconocido por la Policía.

Fuente: Diario UNO