Testigos declararon que Solalinde mandaba a seguir a Johana

Este fin de semana, Juan Carlos Solalinde fue procesado con prisión preventiva por el delito de “Homicidio doblemente calificado por haber mantenido una relación de pareja y femicidio”. La medida fue ordenada por la jueza Penal Mirta Ucelay luego de recabar pruebas en la causa por el asesinato de Johana Galdeano.

Los elementos que la magistrada tuvo en cuenta fueron la autopsia al cuerpo de la mujer de 28 años, las pericias balísticas y los estudios de la escena del crimen. La joven recibió cinco disparos a corta distancia, uno de ellos post mortem y en el rostro.

Por otro lado, la semana pasada continuaron las rondas de indagatorias a personas cercanas a Johana que dieron cuenta de la violencia que el gremialista ejercía sobre ella. Los testigos, sobre todo familia y amigas, remarcaron que el procesado controlaba todos los movimientos de la víctima, “la mandaba a seguir” y no le permitía reunirse con otras personas, ni siquiera su propia madre.

Esta persecución constante fue el detonante para que Galdeano quisiera terminar la relación. Cuando se lo planteó, la respuesta de Solalinde fue golpearla y amenazarla con un arma. El 24 de abril se separaron y, según las declaraciones, eso agravó las secuencias de violencia y hostigamiento.

El sindicalista había declarado que era su ex quien lo acosaba y que se presentó con un cuchillo de cocina en su casa la tarde en que la asesinó, presuntamente, después de disparar “para asustarla”. Fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial en un vehículo del grupo COAR y permanecerá allí mientras avanzan las instancias judiciales.

× Whatsapp