Tevez: “Este título puede ser el último”

Carlitos dejó un mensaje bastante duro para los hinchas de Boca en la premiación en la Bombonera. Ojo, igual Russo lo guardó pensando en la Copa y él va por todo por la Libertadores. “Estoy espléndido”, avisó.

Todos se quieren sacar una foto con Carlos Tevez. Y no sólo los hinchas de Boca, sus compañeros también: una vez que Claudio Tapia le entregó el trofeo al capitán y se terminaron los festejos generales, fueron varios jugadores los que le pidieron posar al 10 con ellos y la Copa. Eduardo SalvioSebastián Villa, su amigo Ramón Abila y Esteban Andrada, entre otros. “Es muy especial levantar una copa en Boca. Estoy contento porque pudimos recordar ese campeonato que tanta felicidad le dio a los hinchas”, dijo el delantero de 36 años. Sin embargo, la siguió… Y la siguió dejando un título que en el momento pasó de largo, pero que de por sí tiene peso propio.

Tevez, autor del gol que le dio la ex Superliga a Boca, le preguntaron si se comparaba con alguna otra versión suya, ya sea cuando fue campeón por primera vez en el 2003 de a Libertadores o cuando, por ejemplo, jugó la final de la Champions con el Juventus frente al Barcelona en el 2015 antes de volver a la Argentina. Su respuesta, elocuente: “No creo que se pueda comparar, cada temporada es nueva para mí. Uno se prepara de distintas formas y uno siempre es diferente. No es el mismo Tevez el que ganó el primer título que el que ganó éste, que puede ser el último. Este Tevez actual trabaja para ser la mejor versión”.

Que Carlitos haya dicho que el de la Superliga, su logro número 10 en Boca y el 28 en su carrera (lo que lo convierte en el tercer argentino más ganador del mundo en actividad detrás de Lucho González (29) y de un tal Lionel Messi (36), puede ser el último, es fuerte. Suena fuerte. Pero no es más que la realidad y lo que hoy le pasa por la cabeza a un jugador que vive el día a día sabiendo que son los últimos de su carrera y que, si bien tiene objetivos por delante, se centra en el presente y, como suele repetir puertas adentro, en sólo jugar el próximo partido.

Y si su frase suena todavía más fuerte es porque lo dijo no sólo en medio de una premiación, sino también con la Libertadores por delante. Si de hecho, Miguel Angel Russo ni siquiera lo concentró para este partido con Lanús porque en la ida de los octavos de la Copa contra Inter (el 25/11 en Porto Alegre) quiere tener al ciento por ciento al delantero que es su pilar y que desde qu ese reanudó el fútbol después del parate por la pandemia ya lleva siete partidos y cuatro goles.

Además, Carlitos dijo que “apenas renovamos el contrato en Boca me puse a trabajar para seguir en este nivel” y que “el esfuerzo que hice, hace que hoy el panorama sea otro”. Y en el final, ya pensando en Lanús, cerró: “Ya sabíamos cómo era la premiación, pero cuando el árbitro inicia el partido ya está, se termina todo. Ahí ya no hay excusas”. Por lo visto, no quiere que éste sea su último título…

Fuente: Olé