Tiroteo en un colectivo en Lugano: murió un ladrón de 15 años

Dos ladrones subieron anoche a un colectivo de la línea 47 en Lugano, muy cerca de la Avenida General Paz y autopista Riccheri, pero se encontraron con un obstáculo inesperado. Entre los pasajeros viajaba una mujer policía vestida de civil que resistió el asalto a los tiros.

En el momento en que los dos sospechosos le estaban robando el celular a otra de las pasajeras del interno 106, desde uno de los asientos ubicados al fondo de la unidad se escuchó la voz de alto de la oficial. Así empezó el fuego cruzado que puso en fuga a los delincuentes.

Uno de los delincuentes, un adolescente de 15 años, recibió un balazo en el abdomen y en plena huída amenazó a mano armada a un automovilista que pasaba por el lugar para que lo llevara hasta un hospital. Sin embargo, murió poco después de llegar por la gravedad de la herida.

En tanto, el cómplice del menor escapó pero no llegó muy lejos. La policía lo ubicó a pocas cuadras del lugar del hecho y quedó detenido. Se trata de un hombre de 32 años.

A LOS TIROS EN EL COLECTIVO

UNA MUJER POLICÍA DEFENDIÓ A LOS PASAJEROS DE UN COLECTIVO EN MEDIO DE UN ASALTO. Estaba de franco, iba vestida de civil en el asiento trasero, cuando empezó el asalto. Los delincuentes habían simulado ser pasajeros y, cuando le estaban sacando el celular a una mujer, la oficial dio la voz de alto para ponerla a resguardo. Los delincuentes dispararon y hubo un tiroteo en pleno colectivo. Uno de los asaltantes tenía 15 años: resultó herido y murió poco después en un hospital. Para llegar a la guardia le robó el auto a un automovilista.

Publicado por TN Todo Noticias en Viernes, 16 de octubre de 2020

Otro episodio violento

Hace dos semanas el brutal crimen del colectivero Pablo Flores causó conmoción y algunos incidentes en Virrey del Pino. El chofer de la Línea 218 estaba a tan solo cinco paradas de terminar su recorrido pero, cuando circulaba por el barrio San Javier, lo acribillaron. Un auto estaba detenido a la altura del kilómetro 38 de la Ruta 3 y sin mediar palabra ni amenaza alguna, abrieron fuego a través de la ventanilla del conductor. Fueron entre cinco y seis disparos, uno de ellos impactó en la cabeza de la víctima y lo mató en el acto.

Apenas se conoció la noticia la UTA dispuso un paro de actividades que afectó a las 40 líneas que recorren la zona oeste del Gran Buenos Aires. Al mismo tiempo, los compañeros del colectivero asesinado fueron en busca de respuestas a la comisaría y el silencio que encontraron desató un desastre.

Hubo piedrazos, vidrios rotos, autos quemados y hasta una granada de gas lacrimógeno quedó tirada frente a la Comisaría 3ra. de esa localidad bonaerense, donde los manifestantes reclamaron seguridad y fueron reprimidos por la policía.

Por el crimen de Flores hay un único detenido, Néstor Fabián Marone, y en las últimas horas un peritaje balístico confirmó que el arma con la que fue asesinado el chofer es la misma que secuestraron en la casa del sospechoso.

Fuente: TN