Todo lo que se sabe a más de 24 horas de la desaparición de Guadalupe

Efectivos policiales de distintas dependencias, rescatistas y bomberos continúan con las tareas de rastrillaje para dar con Guadalupe Belén Lucero, la nena de 5 años que desapareció este lunes antes de las 20.00.

La nena jugaba a la rayuela en la vereda de la casa de su tía, ubicada en la manzana H del barrio 544 Viviendas, en la zona sur de la ciudad de San Luis. Junto a ella estaban sus primitas.

Cuando otra de las tías salió a llevarles más abrigo a las nenas, la temperatura había bajado bastante, notó la ausencia de Guadalupe. Una de sus primas, de tres años, le dijo que se había ido con “una chica grande”.

La mamá de la nena creyó que se había ido a la casa del padre, a pocas cuadras del lugar, y fue a buscarla. Al llegar, el papá le dijo que no estaba ahí. “Ella se larga en llanto y me dice que se perdió. Acudí a contenerla y le pedí que me diera una descripción de cómo estaba vestida para buscarla”, contó Eric, progenitor de Guadalupe, en declaraciones a los medios.

El joven inició la búsqueda, mientras el resto de familiares comunicaba la desaparición a la Policía. Los primeros efectivos llegaron presurosos al lugar y comenzaron a rastrear la zona para tratar de dar con la niña.

Con el paso de las horas, la fuerza de seguridad sumó efectivos: por la noche eran 300 los numerarios que se encargaban de los rastrillajes y las primeras averiguaciones, aunque sin resultados. Eric, mientras tanto, recorrió los barrios aledaños pero tampoco tuvo noticias de su hija.

Las tareas se extendieron durante toda la noche y se intensificaron con la presencia de la División Canes. Además, se ordenó profundizar los controles en los puestos limítrofes para evitar que, en caso de tratarse de un secuestro, la niña sea sacada de la provincia.

Ya en la mañana del martes, la Jefatura de Policía decidió destinar más personal a las tareas y más de 400 efectivos continuaron con los trabajos de rastrillaje.

Mientras tanto, vecinos y familiares realizaron varias acciones: cortaron la autopista de las Serranías Puntanas para pedir por la aparición de la nena y cuestionaron que el Ministerio de Seguridad no les brinda información sobre los operativos.

“Estamos tratando de comunicarnos con el ministro de Seguridad (Luciano Anastasi) para que nos de información en estas horas desesperantes. Estamos esperando que aparezca sana y salva como debe ser. Estamos a la espera que el Ministerio nos de alguna información”, afirmó Santiago Olivera Aguirre, abogado de la familia de la madre de Guadalupe, en declaraciones al programa SanLuis24 Radio.

El letrado criticó: “Lo primero que deberían haber hecho (desde el Ministerio) es presentarse en el lugar y acompañar a la familia. No tenemos noticias. Esperamos que se presenten en el lugar y nos digan qué información tiene sobre el paradero”.

Además, resaltó que “hay tantas hipótesis que no sabemos de qué se trata” la desaparición.

En los rastrillajes, la Policía encontró prendas de vestir de niñas, pero no coinciden con la vestimenta que la nena tenía al momento de su desaparición (vestía una campera parka negra con capucha, buzo rosa y llevaba botas negras).

El jefe del Departamento Investigaciones de la Policía, Subcomisario Ángel Pereyra, detalló que en un descampado encontraron botas negras, que podrían coincidir con las de Guada, y cerca del Río San Luis hallaron un jogging y una campera rosa. El pantalón tiene “bastante uso” y “la camperita es más nueva”, agregó en declaraciones a la prensa.

Si bien las prendas fueron secuestradas y serán sometidas a los análisis pertinentes de la Policía Científica, el titular de Investigaciones no se mostró muy esperanzado: “Las vamos a exhibir a la familia, pero son diferentes a las denunciadas”, dijo, y remarcó que en los descampados encontraron varias prendas de vestir.

Tanto el papá como la mamá de la nena contrataron a abogados para que sigan de cerca la investigación que, de momento, no tiene resultados positivos.

Cerca del mediodía del martes, el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación emitió el “Alerta Sofía”, un programa de aviso de emergencia ante niños, niñas o adolescentes desaparecidos que puedan encontrarse en grave peligro. Este sistema a su vez trabaja con otras entidades, entre las que esta la reconocida ONG Missing Children.

De hecho, este miércoles, investigadores y especialistas de SIFEBU arribarán a la provincia para colaborar con la búsqueda, de acuerdo a lo que pudo saber SanLuis24.

Además, si la investigación continúa, el jueves se sumarán a las tareas especialistas del Departamento de Búsqueda de Personas de la Policía Federal Argentina (PFA).

Por la fecha, la causa judicial recaerá en el Juzgado de Instrucción Penal N°2 de San Luis, a cargo de Ariel Parrillis. Fuentes judiciales confirmaron a este portal que el magistrado analiza pedir el avocamiento para poder tomar intervención directa en las actuaciones.

× Whatsapp