Trabajadores de CIDAL mantienen la fábrica tomada ante su inminente cierre

Los 65 trabajadores de la fábrica CIDAL mantienen la planta tomada desde la semana pasada, luego que las autoridades de la empresa les comunicaran que cerrará sus puertas.

El conflicto surgió a partir de la suspensión por 10 días sin goce de haberes de todo el plantel (integrado en un 50 por ciento por mujeres); medida que luego fue revocada por Relaciones Laborales. De todas maneras, la fábrica no volvió a abrir sus puertas.

Los empleados, además, reclaman por deudas salariales (sueldos y aguinaldo) y la preocupación por las indemnizaciones que recibirán tras ser despedidos.

“La última comunicación de la empresa es que va a cerrar. El jueves nos van a hacer una oferta sobre las indemnizaciones”, reveló a SanLuis24 Diego Olguín, uno de los trabajadores de la planta ubicada en el parque industrial norte de la capital puntana.

En San Luis, CIDAL se dedicaba a la fabricación e impresión de globos y preservativos.