Trabajadores de las empresas Claro, Telefónica y Telecom inician medidas de fuerza

Unos 150 trabajadores de San Luis de las empresas de telefonía Claro, Telefónica y Telecom iniciarán asambleas a partir de este jueves, por reclamos salariales. “La medida de fuerza será de dos horas de desconexión en nuestros puestos de trabajo por cada especialidad en toda la Argentina”, indicó el secretario general del Sindicato Telefónico, Jacinto García.

García explicó que el 1 de julio terminaron con las paritarias 2019-2020 donde les pagaron “sólo un 4% más $4 mil que nos pasó al sueldo el Presidente con el Decreto de Necesidad y Urgencia”.

El conflicto principal es que en julio comienzan las paritarias 2020-2021 y todavía no hay arreglo entre trabajadores y empresarios por la temporada anterior.

Los trabajadores piden un monto que se relacione con la última inflación y que tengan en cuenta el poder adquisitivo que se perdió.

Además, García resaltó que “muchas empresas facturaron muchísimo sin gastos por la implementación del teletrabajo, entre otros, que hicieron que ellos no tengan gastos y los trabajadores continuaron trabajando porque son esenciales”.

“En una de las pocas charlas que pudimos tener con los dueños, solicitamos el 10% por tres meses y las empresas solo quieren que eso comience desde septiembre, pero no lo podemos aceptar cuando hemos perdido el mes de julio y agosto, es decir, que nos están debiendo dos meses de paritarias y ellos quieren que recién arranquemos el próximo mes”, detalló indignado.

Los trabajadores que se plegarán a la medida son “atienden al público en las empresas comerciales, después están los técnicos y la gente que maneja la fibra óptica, que es la comunicación del país y el mundo, ellos mantienen la planta externa”.

“Nosotros trabajamos con el celular y hay otros que realizan teletrabajo desde la casa haciendo todos los reclamos, entonces además de necesitar la ayuda de todos los compañeros, lo que haremos es una desconexión en ciertas horas”, especificó García.

Por otro lado, en relación a las medidas del DNU presidencial que estableció que la telefonía celular y las prestaciones de internet son servicios públicos y esenciales, el gremialista dijo: “Lo único que va a lograr es que se tenga un control de los aumentos que le hacen a la gente; hoy en día los datos son esenciales porque se puede hacer todo desde un celular que tiene internet y eso es lo que aumentan las empresas y van dejando gente afuera por eso. El control debería ser adecuado al bolsillo del trabajador argentino”.