Tragedia en un partido de fútbol amateur: jugador mató a un árbitro por discusión en la cancha

Juan José Hernández Vargas, de 62 años, árbitro amateur, perdió la vida el 12 de febrero pasado mientras marcaba un partido de fútbol, luego de que un jugador lo golpeó tras discutir con él.

Durante el altercado lo golpeó provocándole una caída que lo dejó inconsciente y más tarde le provocó la muerte. Los testigos refirieron que se golpeó en la cabeza al caer.

Los hechos ocurrieron en la colonia León XIIl en el municipio de Guadalupe, Nuevo León en Monterrey, durante un partido llanero.

Reportes de las autoridades señalan que Jonathan “G” arremetió contra el silbante quien cayó de espaldas, se golpeó la cabeza quedando inconsciente por casi 15 minutos.

La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana de Guadalupe dio a conocer detalles a través de un comunicado:

“La víctima fue blanco de un reclamo por parte del ahora detenido, quien además le propinó un empujón, ocasionando que cayera al suelo y perdiera el conocimiento por aproximadamente 15 minutos. Testigos señalaron como responsable a uno de los jugadores, por lo que se procedió a su legal detención, traslado al CODE de Guadalupe para el trámite correspondiente”, se lee en el documento.

Sus compañeros y familiares compartieron Facebook el funeral de Juan José Hernández, realizaron un homenaje y lamentaron los hechos, asimismo señalaron que debe existir unión gremial para evitar sucesos de este tipo.

La noche de este martes también se registró un altercado entre dos equipos de fútbol que jugaban en una cancha ubicada en la colonia Fovissste, en la cual se utilizaron armas de fuego, en la riña resultaron heridas tres personas, entre ellas un menor de nueve años de edad.

Según los reportes, comenzaron a discutir dentro del terreno de juego de la liga Nido Águila Victoria, ubicado en la avenida José López Portillo.

De los golpes pasaron a los balazos, sin importarles que hubiera niños entre los presentes.

Entre los heridos dos sujetos fueron identificados como los hermanos Ángel y Rubén, todos fueron trasladados a un hospital donde se reportaron como estables.

Según una versión, uno de los jugadores es presuntamente oficial de Policía Estatal, el cual pidió apoyo a otras corporaciones, se reportó que los agresores huyeron en un ato Chevrolet tipo Aveo color gris y portaban armas largas, cuando llegaron los uniformados ya habían huido.

× Whatsapp