Tragedia y milagro: Lanzaron una bebé del auto en llamas para salvarla y murieron

Una bebé se salvó de milagro tras ser lanzada desde un vehículo que se incendiaba luego un violento accidente sobre la Ruta Nacional 251 en la localidad de General Conesa, Río Negro. Los tres ocupantes del automóvil murieron calcinados.

 

Las víctimas se trasladaban en un Chevrolet Aveo que, según las primeras hipótesis, giró sobre la cinta asfáltica para retornar hacia Conesa e impactó contra un camioneta Toyota 4×4. Segundos después del choque, la mamá de la pequeña de 14 meses la tiró por la ventanilla para intentar salvarla.

 

El vehículo era un móvil de apoyo de un piloto de una competencia automovilística, que disputaba la 4ta fecha del campeonato Safari Regional, por lo que llevaban un bidón de nafta que generó el fuego y la posterior explosión.

 

El Chevrolet era manejado por Gerardo Chicaval, de 42 años, quien estaba acompañado por Antonella Alfaro, de 25 y mamá de la beba, así como de Miguel Botana, de 27. Los tres murieron calcinados.

 

“La beba era la hija de una de las personas que corría en moto en la competencia. La competición tenía gente de la Policía en la zona y la niña está bien”, especificó el periodista Mauro Folco, de Conesa Cable Visión.

 

La niña, que fue hallada por un camionero que frenó para ayudar a las víctimas, se encuentra fuera de peligro. A su vez, el conductor de la camioneta, que se dirigía a Chubut, fue asistido y no corre ningún riesgo de muerte.

 

Fuente: Cadena3