Tras atacar Siria, EEUU ahora quiere que la ONU investigue

Después del bombardeo en conjunto que realizaron Estados Unidos, Gran Bretaña, y Francia en Siria, como consecuencia de la supuesta posesión de armas químicas del régimen de Bashar Al Assad, y del cual todavía no se registraron víctimas (de acuerdo a los partes oficiales que dio el Ejército estadounidense), los mencionados países arrancaron una cruzada en la ONU para que el Consejo de Seguridad comience una investigación sobre la situación con dichas armas.

 

Cabe recordar que el bombardeo se originó como consecuencia de un supuesto ataque con armas químicas en Damasco, capital de Siria, a Duma, que ordenó el dictado Bashar Al Assad y que terminó con la vida de al menos 70 civiles.

 

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se comunicó anoche con la premier británica, Theresa May, como forma de respaldar el ataque liderado el viernes por Estados Unidos contra el gobierno sirio, y advirtió sobre el riesgo de la presencia militar iraní en Siria.

 

“Le dije que el ataque muestra un mensaje internacional importante de tolerancia cero sobre el uso de armas no convencionales” afirmó hoy Netanyahu durante el inicio de la reunión semanal con su Consejo de Ministros.

 

El viernes Estados Unidos, Francia y el Reino Unido bombardearon Siria como respuesta a un supuesto ataque con armas químicas por parte del gobierno de Damasco. El primer ministro israelí informó que anoche le transmitió telefónicamente a May que esa política “debería también reflejarse en la prevención de las capacidades nucleares de los estados y organizaciones terroristas”.

 

En este punto, Netanyahu insistió en alertar que “al Assad debe entender que cuando permite la consolidación militar de Irán y sus aliados en Siria, está poniendo en peligro la estabilidad de toda la región”. Netanyahu, uno de los principales detractores del pacto nuclear iraní, recientemente le insistió al presidente ruso, Vladímir Putin, aliado de al Assad, que su país “no permitirá la acumulación militar iraní en Siria”.

 

En ese sentido se expresaron también dos de sus ministros, que aseguraron que Israel impedirá que Teherán tenga una presencia militar permanente en Siria.

 

La continua presencia iraní en Siria pone en peligro la existencia de Israel, dijo el ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdan, en declaraciones al canal del Ejército y aseguró que Israel “está decidido a actuar contra el establecimiento de Irán en Siria”. Por su parte, el ministro de Educación, Neftali Bennett, afirmó que Israel no permitirá que Irán se establezca en Siria. “Israel tiene total libertad de acción en sus fronteras”, advirtió Bennett.