Tras la derrota electoral, un diputado del FdT le pide al Gobierno que aumente los salarios por decreto

Tras la derrota electoral en las PASO, varios dirigentes oficialistas analizaron que una de las principales causas de los malos resultados en las urnas fueron los salarios depreciados de los argentinos. En esa línea, este martes un diputado del Frente de Todos presentó un proyecto de resolución para pedirle al Gobierno que aumente por decreto los salarios tanto de trabajadores estatales como privados.

“La Honorable Cámara de Diputados de la Nación solicita al Poder Ejecutivo Nacional que otorgue un aumento salarial mínimo y uniforme para todos los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Sector Público y del Sector Privado, por Decreto, a cuenta de las negociaciones paritarias realizadas o a realizarse, para consolidar la recuperación del salario de los trabajadores, y sostener la reactivación de la economía en marcha”, sostiene la iniciativa presentada por Marcelo Casaretto.

En los fundamentos, el legislador entrerriano apuntó que “la crisis económica de la Argentina llevó a una caída del PBI en 2018 y 2019, situación que se profundiza en 2020 por los efectos de la pandemia, de alcance mundial, y de impacto en nuestro país”. Particularmente, sobre la gestión anterior, señaló que “en el período 2015-2019 el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores perdió un 20%”.

El oficialista recordó que al asumir Alberto Fernández se votó la Ley de Solidaridad Social, donde se dispuso “impulsar la recuperación de los salarios atendiendo a los sectores más vulnerados”, y por ello en enero de 2020 se estableció por decreto “un aumento salarial mínimo y uniforme”.

Y en lo que respecta a aumentos futuros, repasó que “se están llevando adelante negociaciones colectivas en este año, con revisiones revisiones periódicas, y aumentos salariales en cuotas, algunas de las cuales serán percibidas por los trabajadores en octubre, noviembre y diciembre de 2021, e inclusive en enero, febrero o marzo del año 2022”.

Sin embargo, el diputado mencionó que la inflación de 2019 -último año de Mauricio Macri- fue del 53,8%, “la inflación más alta en 28 años, desde la vigencia de la Ley de Convertibilidad”. “En 2020, por la pandemia, el ritmo de inflación fue menor, terminando en el 36,1%. La pauta de inflación prevista en el Presupuesto de 2021 fue del 29%”, continuó.

Y admitió que “esa estimación ha sido excedida, el INDEC publica que en los primeros 7 meses de 2021 la inflación fue del 29,1%, y con variación interanual del 51,8%. La inflación mensual fue del 3,8% en octubre de 2020 y se llega a un máximo del 4,8% en marzo de 2021. En los meses siguientes ha bajado al 4,1% en abril, 3,3% en mayo, 3,2% en junio, y 3% en julio. Si este valor se proyectara a 12 meses sería una inflación del 36%, marcando un claro descenso, pero en valores superiores a lo previsto oportunamente“.

Así, en los argumentos de su proyecto, remarcó que “en los últimos meses nos encontramos en una situación de inflación decreciente y salarios crecientes. Pero con una dispersión muy grande entre salarios públicos y privados, trabajadores registrados y no registrados, y entre las distintas regiones del país”.

“Los aumentos de precios derivados de la inflación impactan en el costo de la canasta familiar de todos los trabajadores, pero no todos perciben los mismos aumentos, ni en el mismo momento, ya que en algunos casos, las mejoras salariales se pagarán a lo largo de los meses siguientes. Según el INDEC, al mes de junio de 2021, los salarios de los 12 meses anteriores aumentaron un 43% en promedio, los salarios privados registrados un 45,6%, los salarios públicos un 40,5%, y los salarios privados no registrados un 39,9%”, detalló.

Finalmente, Casaretto consideró que “nuevamente resulta urgente y necesario adoptar las medidas pertinentes para que, se establezca un aumento por decreto a cuenta de los aumentos acordados o que se acuerden en paritarias públicas y privadas que garantice que los salarios aumenten por encima de inflación, recuperando el salario de los trabajadores argentinos, sin interferir en los acuerdos salariales a los que podrán arribar el sector trabajador y el sector empleador”.

“El Poder Ejecutivo deberá disponer los montos y escalas del aumento a otorgar, en base a los aumentos previstos en las paritarias homologadas, para los meses que vienen, y deberá disponer de mecanismos de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, los sectores críticos, más afectados por la pandemia”, completó.

San Luis 24 Redacción Buenos Aires

× Whatsapp