Tropas estadounidenses arriban a Polonia en medio de las tensiones con Rusia

Estados Unidos sigue reforzando militarmente a sus aliados en Europa del Este. De acuerdo con las agencias de noticias Reuters y AP, el 6 de febrero aterrizó un avión con tropas estadounidenses en un aeropuerto ubicado en el sureste de Polonia, a unos 90 kilómetros de la frontera con Ucrania. La noticia coincide con las declaraciones del exministro de Defensa de Ucrania quien advirtió que Rusia cuenta con suficientes tropas para apoderarse de Kiev. 

A mediados de la semana el presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó el envío de unos 3.000 efectivos adicionales a Polonia y Rumania como parte de los esfuerzos de Washington para tranquilizar a los aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en medio de la tensión entre Rusia y Occidente por Ucrania. 

De acuerdo con el Pentágono, unos 1.700 militares, principalmente de la 82 División Aerotransportada, serían desplegados desde Fort Bragg, en Carolina del Norte, a Polonia. 

Por otro lado, la agencia de noticias AP refiere que en Polonia todavía están a la espera de al menos un centenar de soldados de infantería pertenecientes a la mencionada división. Adicionalmente, las aeronaves que arribaron al aeropuerto polaco transportaron, además del personal, vehículos militares. 

Un día antes, el 5 de febrero, otro avión transportó al mayor general Christopher Donahue, quien el 30 de agosto fue el último soldado estadounidense en abandonar Afganistán, comandante general de la 82 División Aerotransportada. 

“Nuestra contribución aquí en Polonia muestra nuestra solidaridad con todos los aliados aquí en Europa y obviamente, durante este período de incertidumbre, sabemos que juntos somos más fuertes”, dijo Donahue. 

Desde Varsovia, el ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, destacó que este era el primer grupo de militares “de una unidad élite” y además elogió el despliegue. 

“La disuasión y la solidaridad son la mejor respuesta a la política agresiva de Moscú, al intento agresivo de reconstruir el imperio ruso”, agregó el ministro. 

Por el momento, no está claro el número de tropas que arribaron a Polonia. No obstante, la agencia de noticias Reuters señala que entre el equipo arribó un avión C17 “diseñado para el lanzamiento de 102 paracaidistas” de acuerdo con el sitio web de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. 

Persisten los temores por el agrupamiento de tropas rusas en la frontera con Ucrania 

En medio de la llegada de los militares estadounidenses Andriy Zagorodnyuk, exministro de Defensa de Ucrania, reveló durante una entrevista con la publicación británica ‘The Guardian’ que “Rusia cuenta con material suficiente para apoderarse de Kiev (capital de Ucrania) y otra ciudad del país”, pero que no cuenta con suficiente material para una ocupación total de la nación. 

“Rusia ahora podría apoderarse de cualquier ciudad en Ucrania. Pero todavía no vemos los 200.000 soldados necesarios para una invasión a gran escala”, dijo.

Sus declaraciones se producen en medio de la advertencia de funcionarios estadounidenses que indicaron que Rusia ha reunido al menos el 70 % de la potencia militar necesaria para darle al presidente ruso, Vladimir Putin, la opción de una operación militar a mediados de febrero. 

Medios estadounidenses como ‘Washington Post’ y ‘New York Times’, citados por la publicación catarí ‘Al-Jazeera’, que sustentan sus afirmaciones en las declaraciones de funcionarios anónimos y análisis de inteligencia señalan que no creen que el presidente Putin haya tomado la decisión de invadir, pero advierten de la muerte de unos 50.000 civiles y al menos 25.000 soldados ucranianos si Rusia avanza. Aunque no especifican el método utilizado para el cálculo de los números. 

A pesar de las advertencias, el medio estadounidense ‘USA Today’ señala que la vía diplomática sigue “siendo posible”, de acuerdo con los funcionarios citados. 

La tensión entre Rusia y algunos países occidentales se ha incrementado en las últimas semanas ante los temores de una invasión rusa a Ucrania luego de que el Ejército ruso desplegó al menos 100.000 efectivos en la frontera entre ambos países. 

Rusia ha pedido a la OTAN y sus aliados no expandirse cerca de sus fronteras, al tiempo que Ucrania está haciendo diligencias para incorporarse a la referida Alianza. 

Por otro lado, la situación podría impactar a varios países europeos que dependen del envío de gas ruso para abastecerse. 

En los últimos días líderes de Francia y Alemania, han llevado adelante conversaciones con el presidente ruso para evitar una confrontación. Se espera que en los próximos días Reino Unido se sume a los esfuerzos con la visita que realizará Liz Truss, secretaria de Relaciones Exteriores de Reino Unido, en las próximas semanas. 

Fuente: France 24