Turismo en Rusia: ¿Qué hacen los hinchas de las selecciones ya eliminadas?

A medida que van avanzando las fases de la Copa del Mundo, se sabe, varias selecciones van quedando en el camino. En las bases en las que se instala cada equipo, la FIFA les habilita una permanencia de 72 horas posteriores a su última participación.

Así, por ejemplo, Argentina, que quedó eliminada el sábado, tenía hasta el martes para dejar el Bronnitsy Training Center. Los últimos en irse del lugar (Sampaoli, cuerpo técnico, dirigentes y un par de jugadores) lo hicieron justo ese día, temprano en la mañana.

Con el resto de los combinados que quedaron eliminados fue igual. Eliminación y al día siguiente a casa. Pero eso corre solo para la delegación. Con los hinchas la historia es diferente.

Por ilusión o acaso para aprovechar el Mundial para conocer un país distinto, muchos simpatizantes sacaron pasaje a Rusia, con la vuelta programada más allá de la final. De esta manera, con sus selecciones eliminadas del campeonato, continúan sus recorridos ya más turísticos que vinculados con el esquivo torneo.

 

Las actividades orientadas al turismo en la capital rusa, Moscú, son variadas: hay paseos que se pueden hacer gratuitos hasta otros que implican un importante desembolso de Rublos. También hay combinación de ambos.

 

Esta semana, por ejemplo, la mítica Plaza Roja se vio colmada de argentinos, peruanos, mexicanos, colombianos que se fotografiaban en cada rincón buscando un alivio a la amargura de la eliminación. Lo mismo sucede en parques, museos (hay innumerables en la capital), espacios públicos en general. Hay turismo al por mayor, en una época en la que de por sí Rusia recibe muchos visitantes (estamos en pleno verano).

 

El Fan Fest también es una opción: pasan los partidos en pantalla gigante, tiene una tienda oficial de FIFA para comprar camisetas y recuerdos, hay puestos de comida y bebida al por mayor.

Esos espacios – si no los cierran por lluvia – también reciben a los hinchas con camisetas de todas partes del mundo: además de los latinos, es muy común ver australianos, egipcios, árabes y algunas camisetas europeas.

 

Algunos eligieron una selección de las 8 que quedan para alentar en los últimos días. Otros, aseguran que no se puede hinchar con la amargura de la eliminación tan cerca. Igual, todos parecen disfrutar de sus vacaciones casi impensadas. La mayoría coincide: de no ser por el Mundial, es poco probable que hubieran conocido este país.

 

 

Por Facundo Insegna.

 

Turismo en Rusia: ¿Qué hacen los hinchas de las selecciones ya eliminadas?

A medida que van avanzando las fases de la Copa del Mundo, se sabe, varias selecciones van quedando en el camino. En las bases en las que se instala cada equipo, la FIFA les habilita una permanencia de 72 horas posteriores a su última participación.

Así, por ejemplo, Argentina, que quedó eliminada el sábado, tenía hasta el martes para dejar el Bronnitsy Training Center. Los últimos en irse del lugar (Sampaoli, cuerpo técnico, dirigentes y un par de jugadores) lo hicieron justo ese día, temprano en la mañana.

Con el resto de los combinados que quedaron eliminados fue igual. Eliminación y al día siguiente a casa. Pero eso corre solo para la delegación. Con los hinchas la historia es diferente.

Por ilusión o acaso para aprovechar el Mundial para conocer un país distinto, muchos simpatizantes sacaron pasaje a Rusia, con la vuelta programada más allá de la final. De esta manera, con sus selecciones eliminadas del campeonato, continúan sus recorridos ya más turísticos que vinculados con el esquivo torneo.

 

Las actividades orientadas al turismo en la capital rusa, Moscú, son variadas: hay paseos que se pueden hacer gratuitos hasta otros que implican un importante desembolso de Rublos. También hay combinación de ambos.

 

Esta semana, por ejemplo, la mítica Plaza Roja se vio colmada de argentinos, peruanos, mexicanos, colombianos que se fotografiaban en cada rincón buscando un alivio a la amargura de la eliminación. Lo mismo sucede en parques, museos (hay innumerables en la capital), espacios públicos en general. Hay turismo al por mayor, en una época en la que de por sí Rusia recibe muchos visitantes (estamos en pleno verano).

 

El Fan Fest también es una opción: pasan los partidos en pantalla gigante, tiene una tienda oficial de FIFA para comprar camisetas y recuerdos, hay puestos de comida y bebida al por mayor.

Esos espacios – si no los cierran por lluvia – también reciben a los hinchas con camisetas de todas partes del mundo: además de los latinos, es muy común ver australianos, egipcios, árabes y algunas camisetas europeas.

 

Algunos eligieron una selección de las 8 que quedan para alentar en los últimos días. Otros, aseguran que no se puede hinchar con la amargura de la eliminación tan cerca. Igual, todos parecen disfrutar de sus vacaciones casi impensadas. La mayoría coincide: de no ser por el Mundial, es poco probable que hubieran conocido este país.

 

 

Por Facundo Insegna.