Un aniversario de lucha que no baja los brazos: se conmemora el Día Internacional del Orgullo

Cada 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo y la comunidad LGBTI+ celebra la lucha con la que se han logrado avances y también renueva el compromiso de resistencia en su trabajo.

“Hoy mantenemos el espíritu y luchamos por más derechos, vamos por legislaciones como la Ley de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e ITS; por la Protección de las Características Sexuales de les compañeres intersex; por el acceso a preservativos para personas con vulva; por la efectiva implementación del Cupo e Inserción Laboral Travesti Trans; por la aparición de Tehuel; entre tantas otras banderas” expresó una de las agrupaciones de activismo LGBTI+, Puntaneidades Disidentes.

En San Luis, las actividades comenzaron desde temprano con el izamiento de la bandera del orgullo en Terrazas del Portezuelo, con la presencia de activistas y referentes de la provincia. En el plano cultural, al mediodía se realizará una Jornada Artística en la explanada del Rectorado de la UNSL, siendo la primera vez que en la institución se realiza una actividad de esta naturaleza.

La casa de estudios también será anfitriona para la proyección del documental “El Puto Inolvidable”, sobre la vida de Carlos Jáuregui, seguido de un conversatorio con su director, Marcelo Ferreyra. Será a las 19 horas en el Microcine.

¿Por qué el 28 de junio es el Día Internacional del Orgullo?

El 28 de junio de 1969 la resistencia de un grupo de personas LGBT+ a los maltratos y detenciones arbitrarias policiales en la discoteca neoyorkina Stonewall Inn pasó a la historia.

Stonewall Inn era uno de los antros de Nueva York más popular entre los gays. También era uno de los pocos que le abría sus puertas a trans, drags y lesbianas, sobre todo de clases bajas y marginadas como personas negras y latinas. La última semana de junio de 1969 había cambiado el jefe departamental de la Policía y ordenó censurar lo que pasaba en Stonewall, ya que la homosexualidad estaba prohibida por ley.

Las redadas policiales en los bares gais eran algo rutinario durante la década de 1960, pero los agentes de policía perdieron repentinamente el control de la situación en el Stonewall Inn y atrajeron a una muchedumbre, provocando que se rebelasen. La tensión entre los oficiales y los residentes de la produjo más protestas la siguiente tarde, y sucesivamente varias noches después. En cuestión de semanas, los residentes del barrio rápidamente se organizaron en grupos de activistas para concentrar esfuerzos en aras de establecer lugares para que gais y lesbianas pudieran manifestar abiertamente su orientación sexual sin miedo a ser arrestados.

A los seis meses de los disturbios de Stonewall se habían creado dos organizaciones de activistas gais en Nueva York, con objeto de realizar protestas de confrontación, y además se fundaron tres periódicos para promover los derechos para gais y lesbianas. En pocos años se fundaron organizaciones de derechos homosexuales a lo largo de todo Estados Unidos y a nivel internacional. El 28 de junio de 1970 tuvieron lugar las primeras marchas del orgullo gay en las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, conmemorando el aniversario de los disturbios. Con el tiempo, otras ciudades fueron organizando marchas similares.