Un argentino le entregó un pañuelo verde de la campaña por el aborto al Papa Francisco

El Papa Francisco fue sorprendido durante la audiencia pública de los miércoles por un argentino que le entregó el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derechos al Aborto Legal Seguro y Gratuito.

 

Se trata de Nicolás Fuster, quien vive y estudia en Roma. El joven publicó su experiencia en su cuenta de Twitter y adjuntó la foto del momento en que Francisco recibía el pañuelo y una carta.

 

“Esta mañana, en la audiencia, le entregué a @Pontifex_es un pañuelo triangular de color verde y la carta que encuentran acá abajo #aborto #Papa #QueSeaLey”, tuiteó Fuster.

 

El joven prosiguió: “Estamos de acuerdo usted, representante de Dios en la Tierra y yo, estudiante laico, en que el aborto es una tragedia. Conozco mujeres que abortaron, y estoy seguro que usted, que trabajó en zonas pobrísimas, también”.

 

“El aborto sucede. No es esa la discusión, sino si queremos un aborto legal y seguro, o si queremos un aborto ilegal, practicado de manera clandestina, muchas veces comprometiendo seriamente la salud o directamente la vida de las mujeres”.

 

Finalmente, Fuster le dijo a Francisco: “Usted tiene una oportunidad de oro para abandonar la tradición de la Iglesia de llegar siempre 300 años tarde. Estoy seguro de que, aún siendo Papa, puede comprender la delicadeza de la cuestión y revisar algunas posiciones, como lo hiciera con los homosexuales”.

 

El Papa ya se pronunció en contra del aborto en reiteradas oportunidades. “El siglo pasado todo el mundo se escandalizó por lo que hicieron los nazis para tratar la pureza de la raza”, afirmó el Francisco en junio pasado y agregó que “hoy hacemos lo mismo, pero con guantes blancos” en directa alusión a la interrupción de los embarazos.

 

“Está de moda, es habitual, cuando alguna embarazada” ve que “tal vez el niño no está bien o viene con algo: la primera oferta es ‘lo sacamos'”, añadió. “Es asesinato de niños: se saca a una persona inocente para resolver una vida pacífica”, agregó el Pontífice.