Un brutal femicidio sacude a San Juan

Una mujer de 20 años fue hallada sin vida con el cuerpo desmembrado, con el rostro destrozado y restos de una maceta en su cráneo en Chimbas, San Juan.

 

El homicidio fue salvaje y brutal. Los investigadores aún no pudieron identificarla. Su cuerpo apareció en un descampado de Callejón Muñoz y Buenaventura Luna, en el barrio El Mogote. Según contaron fuentes oficiales, una vecina notó que había un bulto tirado en la calle y llamó a la Policía. Creen que estuvo 48 horas sin vida y hay fuertes indicios confirmarían que la víctima fue asesinada en otro lugar y arrojada en este baldío.

 

Por el momento, tanto la Policía como la Justicia se manejan con total hermetismo y buscan huellas y evidencia contundente que les permita leer qué ocurrió.

 

En tanto, el cuerpo fue sometido a una autopsia en la Morgue Judicial. Según los primeros resultados que trascendieron, la víctima murió desangrada luego de recibir ocho puñaladas encontradas en el cuello y el tórax.

 

La investigación que instruirá el titular del 3er Juzgado de Instrucción, Guillermo Adárvez, deberá responder varias preguntas y mientras los interrogantes se multiplican.

 

En la zona del macabro hallazgo están trabajando un grupo de perros entrenados que buscan registros de mujeres extraviadas en las últimas horas o hechos denunciados para intentar vincular a esta mujer asesinada con alguna de las que están siendo buscadas. Pero de todas maneras, no habría ningún joven que cumpla con las características ni edad de la mujer hallada sin vida.

 

Desde Búsqueda de Personas informaron que no hay pedidos o extravíos registrados en los últimos días. Sólo es buscada una mujer de 72 años. Por eso, se ha solicitado a personal policial de las provincias aledañas que envíen registros.

 

Mientras tanto, el jefe de Policía, Luis Martínez, añadió: “La desfiguraron para que tardemos en identificarla”, dijo.

 

Como si fuera poco, según los peritos se presume que el o los asesinos, al momento del ataque, desvistieron a la víctima, la mataron, la descuartizaron y luego le volvieron a colocar la ropa. Esta hipótesis se fundamenta en que las prendas de vestir con las que encontraron el cuerpo: un pantalón y un par de zapatillas no tenían una gran cantidad de sangre, teniendo en cuenta con la saña que atacaron a la mujer.

 

Pese a que el macabro hallazgo se produjo el domingo por la tarde recién ayer se dio a conocer en los medios locales.

 

Hasta ayer por la tarde los efectivos volvieron al lugar del hallazgo para rastrear la zona. El objetivo es encontrar los miembros superiores de la mujer y tratar de recopilar todos los datos que puedan aportar calidad al aberrante asesinato.