“Un condicionante ético” para que los intendentes accedan a fondos del plan de Lucha contra la Pobreza

El ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Gastón Mones Ruiz, se reunió este lunes con 13 intendentes del interior provincial que habían concurrido la semana pasada a su despacho para reclamar una supuesta “discriminación” en el reparto de los fondos del Plan de Lucha contra la Pobreza.

En una reunión que se realizó en diciembre pasado, el gobernador Alberto Rodríguez Saá les informó a los intendentes de toda la Provincia que dispondría un fondo de 700 millones de pesos para el Plan de Lucha contra la Pobreza, que se repartirían según el coeficiente de la coparticipación y con el requisito de presentar proyectos. A partir del 1º de febrero, los jefes comunales debían exhibir sus ideas ante Mones Ruiz.

Este lunes, asistieron a la reunión: Carla Ferrero de Alto Pelado, Daniel Orlando de Potrero de los Funes, Jorge Videla de Juana Koslay, Mario Merlo de Villa Mercedes, Francisco Cornejo de La Toma, Walter Sosa de La Calera, Mariella Páez Hernández de Luján, Llani Arias de Carpintería, Sandra Altamirano de Los Molles, César Salazar de Villa de Praga, Ignacio Salazar de Las Chacras, Miguel Bértola de Naschel y Marcelo Silvera de San José del Morro.

Los jefes comunales, del oficialismo provincial pero identificados con el “Adolfismo”, plantearon su temor a quedar afuera del reparto de fondos por no presentar los proyectos en un determinado tiempo. “No hay ningún municipio que quede fuera del Fondo de Lucha contra la Pobreza por cuestión de no haber presentado los proyectos en plazo, porque no hay plazo”, aclaró Mones Ruiz.

Además, el funcionario desmintió que la Provincia discrimine a ciertos municipios: “Lo que nosotros queremos dejar claro es que todos los municipios están incluidos en el Plan de Lucha contra la Pobreza de manera igualitaria”.

El ministro explicó que frente a este supuesto planteo de discriminación, los intendentes junto con los diputados nacionales de San Luis habían acordado con la Nación “unos fondos para los municipios en función de dar quórum al presupuesto nacional que tan perjudicial ha sido para los intereses de todos los argentinos”.

“Nuestros diputados nacionales de alguna manera consiguieron fondos para una serie de municipios y al grueso lo dejaron afuera. Nosotros queremos que estén todos iguales”, agregó el Ministro.

Y remarcó: “Lo único que les hemos pedido a los intendentes es que ellos entiendan que tenemos que ser igualitarios con todos, que esos 700 millones de pesos se repartan entre todos. Pero la intendencia que esté de acuerdo con recibir los fondos espurios, no debería participar en este reparto de los fondos de Lucha contra la Pobreza, porque sería volver colocar a los municipios en un pie de desigualdad, porque hay una serie de jurisdicciones que recibirían los fondos de la Nación y los de la Provincia, y otras que sólo recibirían los provinciales”.

En este sentido, aseguró que esta medida no es un condicionante político, sino un condicionamiento ético. “Nosotros hablamos de no consentir prácticas que van en contra de la Provincia de San Luis, nada más. Pero todos están en igualdad, todos los que quieran participar, participan, todos van a tener la regla objetiva de la coparticipación, todos tienen que presentar proyectos y no hay plazo. Pero lo único que hay es un condicionante ético”.

Más tarde, los intendentes se reunieron con el gobernador, Alberto Rodríguez Saá. “Hay algunos intendentes que dijeron que había falta de diálogo, a lo que el gobernador les respondió que el diálogo está totalmente abierto, que puede haber diálogo institucional, que puede haber diálogo con los distintos ministros si quieren para cada tema en particular, y también está abierto el diálogo político”, mencionó el ministro de Gobierno.

× Whatsapp