Un empresario amenazó con un arma a grupo mapuche en medio de un rito espiritual

Gritos, desesperación y mucha tensión se vivió el último domingo en Lican Ray, un pequeño pueblo de Chile ubicado en la ribera norte del lago Calafquén. La imagen es impactante: se ve a un hombre apuntando a sangre fría con una pistola a un grupo de personas de Lof Challupen, una comunidad mapuche, mientras estaban en medio de una ceremonia espiritual.

 

Según el descargo del mapuche Colelo Hueche Pablo a través de las redes sociales, el agricultor identificado como Gómez Guitterman interrumpió la ceremonia sagrada–en la que se encontraban niños y ancianos- apuntando y disparando su arma “al menos en cuatro oportunidades” a las familias mapuches en las orillas del lago Kalafken.

 

Las comunidad mapuche afirma que Gómez Guitterman -quien es dirigente de la junta de vecinos de Lican Ray- mantendría instalaciones turísticas ilegales en la desembocadura del río en que se desarrollaba el ceremonial, y que además tiene bloqueado el acceso al lago Calafquén.

 

Sin embargo, Guitterman le aseguró a los Carabineros –la fuerza de seguridad chilena- que le habrían sacado árboles de su terreno. “La Comunidad hizo una denuncia en contra del propietario del terreno por amenazas”, señaló el teniente coronel de Carabineros, Miguel Ángel Irribarra.

 

Y agregó: “Posteriormente el propietario, que no estaba en el lugar, hace otra denuncia por daños. Según él le habían sacado unos árboles de su predio”. Hasta el momento, la justicia del país vecino busca determinar Guitterman tiene permiso para portar el arma que utilizó contra los mapuches, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Control de Armas y Explosivos.