Un estudiante “repatriado” de Merlo contó la experiencia de volver a casa

Audio: Genaro Crespo, estudiante varado por la pandemia en Córdoba que regresó a Merlo

Los 39 estudiantes que llegaron a Merlo repatriados desde Córdoba el pasado 25 de septiembre finalizaron con la cuarentena y ya se encuentran en sus hogares.

Genaro Crespo, uno de los estudiantes varados por la pandemia en la provincia vecina, indicó que la estadía en el hotel de Merlo “fue 10 puntos, siempre estaban atentos, tanto el personal del hotel como la gente del municipio que teníamos un grupo de WhatsApp y preguntaban si necesitábamos algo, si estábamos bien, la verdad los 14 días no hubo ningún tipo de problema”.

También especificó que antes del viaje se arregló que compartieran habitaciones entre conocidos, por lo que él estuvo en una habitación de cuatro personas.

Y añadió que se enteró del proyecto que presentaron concejales merlinos ante el Comité de Crisis, que permitió los viajes de estudiantes pertenecientes a la provincia, por su hermana que se encuentra en San Luis y que fue quien lo inscribió. “Fue todo muy rápido, mi hermana se encargó de anotarme y yo me tuve que mover por el tema de mudarme y dejar el departamento, pero por suerte pude hacer todo a tiempo y regresar a la provincia”, señaló.

Crespo estudia Comercio Internacional y este era su último año. Ante la incertidumbre sobre la continuidad de la cursada decidió postergar las materias que le restan para recibirse el próximo año.

Además, el joven estudiante detalló que él quedó varado luego de pasar sus vacaciones de verano en San Luis y regresar los primeros días de marzo para prepararse para la cursada que nunca comenzó.

“Al principio todos creíamos que serían 15 días y se extendió durante unos largos 7 meses”, dijo.

En este sentido, Crespo contó, en declaraciones a Radio Ciudad, que la única posibilidad que tuvo cuando quiso volverse era ir al hospedaje de La Punta que ofrecía el Gobierno, pero “era muy costoso. Muchos conocidos y yo quisimos esperar porque sabíamos que en algún momento podía surgir la posibilidad de parte del Municipio o Gobierno que nos den alguna otra alternativa que no sea tan costosa porque para estudiantes se hacía muy pesado”.

El estudiante afirmó que hay muchos jóvenes merlinos y sanluiseños en Córdoba “esperando su turno. Nosotros teníamos la responsabilidad de hacer todo bien para que ellos también puedan venir porque no alcanzaban, eran sólo 40 lugares”.

Y concluyó con el agradecimiento de la posibilidad que permitió el retorno a su hogar.