Un futbolista murió después de jugar un partido de fútbol 5

Sebastián Camargo, un futbolista de 32 años, murió el sábado a la noche en el Hospital San Luis tras ingresar con un paro cardiorespiratorio. El deportista había jugado un partido de fútbol 5 en Aseba, informaron fuentes policiales.

 

Camargo sintió un fuerte dolor en el pecho y a las 21 ingresó a la guardia del policlínico, descompensado.

 

Los médicos detectaron un “agrandamiento cardíaco” que al parecer no había sido diagnosticado.

 

Camargo vistió como enganche las camisetas de Estudiantes, de Atlético Concarán  y Alumi de Villa María.