Un nene miraba un partido de fútbol y murió por una bala perdida

Un adolescente de 14 años fue asesinado en Rosario de un disparo en la espalda cuando miraba jugar al fútbol a sus hermanos, y los investigadores intentan determinar si el crimen está relacionado con una pelea entre bandas.

 

En tanto, la familia del joven asesinado, identificado como Pablo Silva, decidió este jueves donar sus órganos.

 

El crimen de Silva se produjo el miércoles alrededor de 21, cuando el adolescente, que cursaba primer año de la escuela secundaria, recibió un tiro en la espalda, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

 

Según las averiguaciones policiales, una persona pasó disparando contra la canchita de la calle Pueyrredón y Garibaldi, de Rosario, donde el adolescente veía un partido de fútbol en el que jugaba uno de sus tres hermanos mayores.

 

Sin embargo, vecinos de la zona donde ocurrió el crimen aseguraron durante esta jornada que suelen producirse tiroteos que asignan a peleas entre bandas de ese lugar del sur rosarino.

 

Antonio se enteró que su hijo había sido herido cuando un chico le fue a avisar a su casa, alrededor de las 21.

 

Fuente: Cronica