Un país de América donde todavia permiten el matrimonio Infatil

Un año después de que Guatemala prohibiera el matrimonio infantil, las niñas continúan casándose en comunidades indígenas que desconocen la prohibición y consideran que es aceptable, según han informado este lunes expertos.

Guatemala prohibió el matrimonio infantil en agosto de 2017, por lo que en el país es ilegal que cualquier persona menor de 18 años se case bajo ninguna circunstancia. No existen datos para demostrar cuántas niñas se han casado desde entonces, pero las pruebas reunidas por grupos que trabajan con comunidades indígenas rurales sugieren que la práctica persiste.

Actualmente, alrededor de un tercio de las niñas en Guatemala están casadas a los 18 años. Muchas de las comunidades indígenas mayas pobres, donde el matrimonio infantil es más común, desconocen la prohibición, según aseguran los expertos. “Por lo que hemos escuchado en las comunidades no han cambiado muchas cosas desde que se aprobó la ley”, ha armado Emma Puig, directora de igualdad de género en América Latina en el plan benéfico para niños Plan Internacional.

“El impacto de los talleres entre las familias ha sido cuestionar y repensar la importancia de estudiar y enviar a sus hijas a la escuela, la idea de que ir a la escuela puede ser una herramienta para tener una mejor calidad de vida”, ha añadido. Según el grupo Girls Not Brides, aunque las tasas de matrimonio infantil han disminuido lentamente en todo el mundo, cada año 12 millones de niñas se casan antes de los 18 años. América Latina es la única región que no ha visto una caída significativa

en el matrimonio infantil en las últimas tres décadas, con la mayor prevalencia en Nicaragua, la República Dominicana y Brasil.

Según los expertos, el matrimonio infantil generalmente priva a las niñas de la educación, las

mantiene en la pobreza y las pone en riesgo de violencia doméstica y sexual.

Fuente: Elintransingente