Un pañuelazo contra los abusos policiales

El día de ayer se viralizó una convocatoria a un pañuelazo virtual bajo la consigna “quedarse en casa no es quedarse calladx”. La acción fue llamada por organizaciones como Juventud CTA San Luis y espacios feministas autoconvocados para llamar la atención sobre el accionar policial en la provincia en el marco de los controles del aislamiento social.

El episodio que disparó la iniciativa tuvo lugar en Villa Mercedes el sábado pasado, mientras Alejandra Rizzo hacía la fila para ingresar a un supermercado local. La joven, militante de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO) y activista feminista, relató que sufrió persecución policial por llevar un pañuelo verde en su mochila. “Éramos alrededor de veinte personas en la vereda del supermercado, esperando para entrar. Un policía pasó por la fila dos veces, y la segunda se paró al lado mío, sin decirme ninguna palabra. Al rato recién me pidió el documento”, relató la mujer, “Yo tenía todas las medidas preventivas que nos piden ante esta emergencia sanitaria”.

“Cuando guardé el documento, cerré la mochila y se vió el pañuelo verde en la solapa. Ante eso, me dice que no puedo ingresar al supermercado (con el pañuelo). Le pregunté si había un protocolo en el supermercado que lo dijera, o algún decreto que prohibiera que lo use. No hubo respuesta, y el agente se retiró”.

“Nosotros repudiamos este accionar y lo denunciamos enérgicamente, porque hay una persecución que se viene ejerciendo desde la Policía de la Provincia de San Luis, donde no hay un límite entre qué pueden y no hacer”.

El suceso generó repudio a través de las redes sociales y la respuesta de hacer un pañuelazo virtual a modo de protesta. A partir de las 20 horas, decenas de personas publicaron fotos con su pañuelo como muestra de solidaridad.

No es la primera vez durante la cuarentena que organizaciones sociales advierten sobre “atropellos e ilegalidades” por parte de las fuerzas de seguridad. Ayer la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) emitió un comunicado en el cual piden al gobierno provincial “moderación y el equilibrio de las sanciones y recomendaciones, y el debido respeto a las leyes vigentes, ya que ninguna de ellas ha sido derogada por la pandemia”, además de solicitar una audiencia con el Jefe de la Policía, Darío Neira.

“Es una decisión también de ellos la de ejercer su poder en forma abusiva, cuando también hay detenciones arbitrarias y un hostigamiento no solamente a la mujer, sino en los sectores populares. Nosotros nos preguntamos si realmente nos cuidan en este aislamiento”, concluyó Rizzo.

× Whatsapp