Un preso acusado de intento de homicidio se fugó de la cárcel de Devoto

En las últimas horas, Ángel Antonio Britez, un hombre oriundo de Paraguay que desde hace cinco meses se encontraba detenido en la cárcel de Devoto, se escapó -según las primeras versiones- saltando uno de los paredones del penal.

 

El hecho se da en el marco de una fuerte crisis carcelaria tanto en las cárceles federales como bonaerenses. Devoto está superpoblada, con más de 400 detenidos de los que debería tener de acuerdo a su cupo según fuentes en el Estado. En febrero pasado, lo que fue retratado en medios como un supuesto motín terminó siendo una “batucada pacífica”, realizada por los presos para hacer llegar una serie de pedidos.

 

El Sindicato de Trabajadores Privados de la Libertad (SUTPLA) emitió un comunicado al respecto titulado: “No es motín”. Un texto en el que se especificaban los cinco reclamos principales. Y en tercer lugar podía leerse: “Hacinamiento por instalación de camas dobles en celdas unipersonales y superpoblación carcelaria: fijación del cupo operativo”.

A solo un mes y medio de la protesta de los internos, desde el Servicio Penitenciario Federal confirmaron que este lunes Britez se dio a la fuga. Lo habría hecho cuando se encontraba en el patio del pabellón de la planta 6, donde se alojaba junto a otros presos de su misma nacionalidad, al saltar supuestamente un paredón.

 

“La versión del muro no nos cierra”, le confió sin embargo a Infobae una fuente cercana al expediente. Britez según pudo saber este medio estaba desde hacía cinco meses en Devoto, a donde llegó por “robo agravado” y “tentativa de homicidio”.

Las mismas fuentes dejaron saber que en estos momentos se registran las cámaras de seguridad de la zona a fines de establecer cómo es que se escapó del penal.

 

Por lo pronto, ya se abrieron sumarios administrativos para intentar establecer responsabilidades en torno a la fuga.

El 25 de marzo pasado el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos resolvió declarar la emergencia en materia penitenciaria por el término de tres años, entre otras razones, a raíz del incremento de la población penitenciaria federal que supera en un 12% la capacidad operativa ideal de alojamiento.

 

Fuente: Infobae

× ¿Te ayudamos?