Un remisero sanjuanino manejó disfrazado de Papá Noel y sorprendió a sus pasajeros

Un remisero sanjuanino sorprendió a sus pasajeros al recibirlos disfrazado de Papá Noel y llevar una sonrisa a los más pequeños y, por qué no, a los más grandes.

 La foto la compartió Karina Fernández, una sanjuanina que, como un día cualquiera, pidió un remis a una reconocida empresa de remises local. En un 24 de diciembre con largas colas, demoras y compras de último momento para festejar la Navidad, sumado a las altas temperaturas que dieron al nota nuevamente en la provincia con 36º, Karina no esperaba ningún “milagro” navideño…muchos menos se la pasajera de Papá Noel.

“Esperaba el remis con mis nietos y después de esperar un rato, vi a lo lejos un auto. A medida que se acercaba y cuando paró, vi que era Papá Noel el que conducía” dijo a DIARIO HUARPE Karina. Sus tres nietos no podían caer a la realidad del asombro y eufóricos subieron al vehículo conducido por Papá Noel.

El conductor del remis es Sebastían Hernández, a pesar del calor que se llevó el protagonismo de las vísperas navideñas, se calzó su traje rojo, bonete y barba blanca y se subió a su automóvil a trabajar. A bordo de su Chevrolet Corsa gris, su moderno trineo tirado por caballos de fuerza en vez de renos, tiñó de alegrías y sorpresa las calles de la provincia.

Para quien sin dudas fue también un mensaje de amor y esperanza fue para Karina, que desde hace tiempo lleva adelante un merendero en la Villa Santa Anita en Rivadavia y decidió compartir este atípico evento con los demás.

“Tengo un merendero llamado Frida Khalo en la zona y asistió a 70 chicos de forma permanente y los días que tenemos eventos acá en el merendero casi 200 y voy por distintos merenderos haciendo actividades y asistiendo a los niños”, dijo.

Ahora, necesita ayuda y pide colaboración a los sanjuaninos para celebrar la Navidad: busca hacer una cena para que los chicos del merendero puedan pasar las fiestas con un plato de comida.

“Quería hacer la cena para el 25 pero no llegué con la mercadería. La tuve que posponer para el 27 o 28 porque no me alcanza con lo que gano con mi trabajo”, contó. Ella sostiene su merendero con  donaciones y con lo que gana su propio bolsillo vendiendo pre pizzas.

Después de haber sido llevada por Papa Noel, ahora busca su segundo milagro buscando donaciones para poder darles a los chicos más alegrías y una cena con espíritu navideño en la familia de su merendero; “Esto para mí ya es un milagro de Navidad, poder ayudar a los chicos”, cerró.

Para ayudar a Karina, comunicarse al 264 483 8676 o a través de su Facebook, llamado “Mía Alfonsina”; o acercándose por el Merendero Frida Khalo, ubicado en calle Güemes 1332 entre calles Catamarca y San Luis en la Villa Santa Anita, Rivadavia.

Fuente: Huarpe