Un verdugo menos: Alemania afuera del Mundial

Alemania perdió 2 a 0 frente a Corea del Sur y quedó eliminado en la primera ronda de la Copa del Mundo Rusia 2018. La selección germana tenía que ganar, por cualquier diferencia, para avanzar a octavos pero cayó ante los asiáticos que también quedaron eliminados.

El grupo E se definió en el primer turno de este miércoles, con posibilidades de clasificación, según la combinación de resultados, para sus cuatro integrantes. México llegaba primero con 6 unidades; Alemania y Suecia lo seguían con 3; y Corea del Sur completaba sin puntos.

Un triunfo mexicano le abría la puerta a los asiáticos: si ellos ganaban por una buena diferencia, podían alcanzar el segundo lugar. Ese resultado también incrementaba las chances alemanas: con un empate pasaban.

Sin embargo, Suecia le propinó un 3 a 0 (todos los goles en el segundo tiempo) que sólo habilitaba las posibilidades germanas. Pero Alemania tenía que ganar y no lo hizo: en tiempo de descuento, los coreanos lograron un histórico 2 a 0.

El equipo de Joachim Low pareció desconcentrado durante todo el partido, fue errático en los pases y, pese a que creó innumerables situaciones de gol, no logró vulnerar el arco rival. Los dos goles de los asiáticos llegaron por errores de su propia defensa: Kroos en el primero quiso despejar y se la dejó servida a Kim Young Gwon; y el arquero Neuer perdió una pelota cerca del área rival que derivó en un pelotazo para que Son Heung Kim marcara con el arco a su merced.

 

Por eso, México, pese a la derrota, avanzó a octavos de final, donde se medirá con el primero del grupo F, que pueden ser Brasil o Suiza. Suecia se cruzará con alguno de esos dos o con Serbia, si logra colarse como segundo esta noche.

Con esta eliminación, Alemania mantuvo la tradición de las últimas competencias en las que un campeón del Mundo no logra superar la fase de grupos en el torneo siguiente a su conquista: le pasó a Francia, cuando se consagró en 1998 y no pasó de ronda en 2002; a Italia, campeón del 2006 y eliminado temprano en el 2010; y a España, primero en 2010 y despedida rápida en 2014.

Fue, además, la primera vez en toda la historia de la Copa del Mundo que Alemania es eliminada en primera ronda.
Y también sufrió la “maldición” que indica que el equipo que gana la Copa Confederaciones en el año previo al Mundial, luego no alza la Copa del Mundo (el año pasado le ganó la final a Chile por 1 a 0).

Argentina respira aliviado: en este torneo no se cruzará con quien lo eliminó en los últimos 3 mundiales (en cuartos en 2006 y 2010 y en la final en 2014).

 

 

Por Facundo Insegna.