Una denuncia por violencia de género reactivó la investigación por la desaparición de Delia Polijo

Una denuncia de género en La Paz, pueblo ubicado al sur de Traslasierra, derivó nueva información sobre el caso de Delia Gerónimo Polijo.

El martes 18 de septiembre, Delia fue vista por última vez caminando hacia su casa, luego de haber recorrido más de cinco kilómetros a pie desde el Ipem 137, la escuela a la que asistía en el turno tarde.

El miércoles 19 de ese mes, en las malezas, a varios metros de la ruta que lleva al paraje La Guarida, donde vive la familia de Delia, se encontraron una pulserita de cadena y un elástico para el pelo que ella llevaba aquella tarde.

Desde aquel día no hubo novedades del caso, hasta que hoy se produjo un revuelo por la revelación de nueva información que aún es incierta. Una mujer denunció a un hombre por violencia de género, en un domicilio cercano al de la familia de la niña desaparecida, y vinculó a éste con el paradero de Delia.

Horas después, se encontraron elementos que podrían pertenecer a la niña en la vivienda del denunciado. Los vecinos sostuvieron que el fiscal se encontraba en el lugar.

Fuente: La Voz