Una junta médica decidirá si Rosendo puede recibir el alta

Este miércoles por la mañana, un cuerpo de cinco especialistas revisará al senador Ariel Rosendo, que se encuentra internado en la Clínica del Aconcagua desde el 28 de septiembre por un cuadro de hipertensión.

La medida fue solicitada por el juez Penal Leandro Estrada, a cargo de la causa que investiga el robo de una vivienda de SMATA, la violación de una orden de prohibición de acercamiento y la violación de medidas antiepidémicas. El magistrado ordenó el procesamiento y prisión preventiva para Rosendo el 8 de septiembre, pero el encarcelamiento aún no pudo concretarse. La tardanza para hacer efectiva la detención se debe a que previamente tuvo que debatirse en el Senado el desafuero del acusado, hubo demoras en las comunicaciones oficiales al Juzgado y, actualmente, a que el procesado está internado.

Desde que ingresó a la clínica, el senador fue revisado por una médica del Cuerpo Forense de la Segunda Circunscripción Judicial, Sandra Miatello, quien reportó que el paciente tenía buen estado de salud general y que estaba apto para ser dado de alta.

La justicia también envió al psiquiatra Martín Cippitelli para verificar la salud mental de Rosendo. Según el informe que presentó el especialista, Rosendo no prestó colaboración y simuló estar dormido durante el examen.

El ex sindicalista será revisado a las 10 de la mañana por un médico de la clínica que ya estaba atendiéndolo, dos peritos oficiales – la médica Alba Pereira y el psiquiatra Diego Mayor – y dos peritos que representarán a cada una de las partes: el médico especializado en medicina legal Ricardo Torres por la querella y el médico legista Alfredo Samper Battini por la defensa.