Una mujer casi pierde la mano tras infectarse con la bacteria ‘comecarne’ al hacerse la manicura

Una mujer de Tennessee (EE UU) ha denunciado que casi pierde una mano a causa de la bacteria ‘comecarne’ que contrajo tras acudir a un salón de belleza a hacerse la manicura. Jayne Sharp, según publica CBS, se pinchó en el dedo pulgar durante su sesión de manicura en el salón Tennessee’s Jazzy Nail Bar.

 

En un principio no le dio imporancia pero en solo “un par de horas” su dedo comenzó a “palpitar”. Ese mismo día comenzó a sentir fiebre y los síntomas de la gripe, por lo que una de sus hijas, enfermera de profesión, le instó a acudir al médico. A la mañana siguiente el dolor y la inflamación se la había extendido hasta el codo, por lo que Sharp se fue a urgencias. Allí los médicos le indicaron que se había infectado con la bacteria ‘comecarne’ (fascitis necrosante), una patología rara pero muy peligrosa que en la mayoría de los casos resulta mortal.

 

Este verano falleció un hombre que había sufrido cáncer en solo 48 horas después de contraerla durante un baño en una playa de Florida. Además, una niña de apenas 12 años de edad, también de vacaciones en Floridad, contrajo esta grave afección y tuvo que someterse a múltiples cirugías para salvar su vida. Sharp se enfrentó también a varias operaciones y han tenido que pasar “meses” para volver a sentirse normal. La afectada añadió que todavía siente “entumecido” su dedo pulgar y que no ha recuperado el aspecto normal de antes de realizarse la citada manicura. “Tengo suerte de estar viva”, ha afirmado Sharp, que anunció que había denunciado al salón de belleza.

 

Ese mismo día comenzó a sentir fiebre y los síntomas de la gripe, por lo que una de sus hijas, enfermera de profesión, le instó a acudir al médico. A la mañana siguiente el dolor y la inflamación se la había extendido hasta el codo, por lo que Sharp se fue a urgencias. Allí los médicos le indicaron que se había infectado con la bacteria ‘comecarne’ (fascitis necrosante), una patología rara pero muy peligrosa que en la mayoría de los casos resulta mortal. Este verano falleció un hombre que había sufrido cáncer en solo 48 horas después de contraerla durante un baño en una playa de Florida.

 

Además, una niña de apenas 12 años de edad, también de vacaciones en Floridad, contrajo esta grave afección y tuvo que someterse a múltiples cirugías para salvar su vida. Sharp se enfrentó también a varias operaciones y han tenido que pasar “meses” para volver a sentirse normal. La afectada añadió que todavía siente “entumecido” su dedo pulgar y que no ha recuperado el aspecto normal de antes de realizarse la citada manicura. “Tengo suerte de estar viva”, ha afirmado Sharp, que anunció que había denunciado al salón de belleza.

Fuente: 20Minutos