Una mujer denunció que la violaron en el baño de un hospital de San Vicente

El baño de un hospital de la localidad bonaerense de San Vicente se convirtió en escenario de un grave caso de abuso sexual que fue denunciado en las últimas horas por una mujer que había acudido a ese centro médico por una urgencia.

La víctima llegó a la guardia del Ramón Carrillo en una ambulancia en la madrugada del lunes y recibió el alta unas horas después. Ya se dirigía a la parada del colectivo para volver a su casa cuando decidió entrar nuevamente al hospital para ir al baño.

En ningún momento, la mujer advirtió al volver sobre sus pasos que un desconocido la seguía y ese hombre fue el que después abusó de ella cuando estuvieron solos. La desesperación del momento la llevó a gritar pidiendo auxilio y su llamado fue escuchado por un grupo de empleados que enseguida intervino en su defensa.

De acuerdo a las primeras versiones, el abusador era un joven de 27 años de la ciudad de La Plata que actualmente vive en situación de calle y por ese motivo, algunas veces, dormía en los pasillos del hospital, publicó El Diario Sur.

Los trabajadores del sanatorio redujeron al acusado hasta que la policía llegó al lugar y se lo llevó detenido a la Comisaría Primera de San Vicente. La fiscal a cargo de la investigación, Karina Guyot, inició una causa por abuso sexual con acceso carnal y entre las primeras medidas para esclarecer el hecho ordenó secuestrar las prendas de vestir y el análisis de las cámaras de seguridad.

La víctima fue trasladada al Gabinete de Delitos Contra la Integridad Sexual para que sea sometida a los estudios correspondientes y descartar el posible contagio de alguna enfermedad. Además, tuvo que ser asistida por los golpes que le dio el agresor para lograr someterla.

“Mirá lo que cayó, qué linda sos”

A principios de junio este año, otro caso similar conmocionó a Río Gallegos. Una maestra jardinera denunció que fue abusada en la guardia del Hospital Regional de la ciudad y familiares y amigos se manifestaron en las calles para pedir justicia.

Según declaró entonces la joven de 24 años, ingresó en la madrugada con convulsiones acompañada por un familiar. “Mirá lo que cayó, qué hermosa, qué linda que sos”, fue la frase que le habrían dicho los presuntos abusadores antes de empezar a manosearla.

El shock que le provocó la situación fue tan grande que le quedaron grabadas sus dos voces pero poco pudo aportar sobre sus rasgos fisonómicos o cómo estaban vestidos, algo que no facilitó el trabajo de los investigadores para identificar a los presuntos agresores. Sin sospechosos ni detenidos, hubo varias marchas y bocinazos en apoyo la víctima.

Fuente: TN