Una nena de 10 años salió a buscar leche, una jauría la atacó y está grave

Una nena de 10 años fue trasladada este jueves en grave estado al Hospital Garrahan, después de ser atacada por una jauría de perros en la ciudad de Bolívar. En las redes sociales, amigos y familiares de la menor piden cadenas de oración por su recuperación.

Se llama Alison Gruich y, de acuerdo a los testimonios, ayer salió como lo hacía habitualmente cerca de las 18 para ir a buscar leche. Los animales se abalanzaron sobre ella cuando caminaba por el campo a 5 kilómetros de la planta urbana.

El ataque fue feroz. Un allegado a la víctima detalló a La Opinión Austral que le arrancaron parte del cuero cabelludo, le rompieron la carótida, las piernas y el resto de su cuerpo. En ese estado, fue trasladada y operada de urgencia en el hospital Capredoni.

Después de que los médicos lograran estabilizarla y ante la gravedad del cuadro, se decidió que fuera trasladada al Hospital Garrahan, donde permanece internada. Mientras tanto, en las redes sociales se multiplicaron los mensajes de apoyo y solidaridad para con su familia.

“Pedimos por favor, cadena de oración para esta hermosa niña, Alison Gruich, que en el día de hoy sufrió un accidente fatal, una manada de perros la atacó. Necesitamos de la fe de todos, recemos por Ali que hoy nos necesita más que nunca. Fuerzas dulce princesa, todo va a salir bien y esto será solo un feo recuerdo”, dice uno de los posteos que se viralizó en las últimas horas.

En julio de este año, una jauría de perros pitbull mató a Freddy García, un hombre de 71 años que salió a comprar a un supermercado local en Texas. Por el trágico episodio quedó detenido Samuel Cartwright, dueño de los animales, como responsable del crimen.

El incidente ocurrió el pasado 18 de julio en la ciudad de Fresno, Texas. El hombre caminaba hacia un supermercado de su vecindario cuando fue atacado por siete perros. Según las autoridades, lo mutilaron en cuestión de minutos.

Cuando los servicios de emergencia llegaron a la escena, García todavía estaba con vida, por lo que fue trasladado a un hospital en el centro de Houston. Pocas horas después fue declarado muerto a raíz de las fuertes heridas que le provocó el ataque de los animales.

Fuente: TN