UNC: $5 millones por extorsionar a sus alumnos

El Juzgado federal N° 1 de Córdoba procesó a docente de la facultad de odontología de la UNC por el delito de extorsión por obligar a estudiantes a pagar academia particular para aprobar su materia. La sentencia ordenó trabar embargo por 5 millones de pesos al imputado y la prohibición de contactarse con alumnos de la carrera. 

Un docente Titular de la Cátedra de Microbiología e Inmunología de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba fue acusado de abusar de la función que desempeñaba, persiguiendo la obtención de un beneficio económico ilegítimo.

Incumpliendo los deberes a su cargo, acordó primero con A.C y A.M un sistema extorsivo por el cual los alumnos de su cátedra se veían obligados a pagar para aprobar los exámenes de la materia, exigiéndoles el pago de una suma de dinero y la simulación de un curso, bajo amenaza que, de no hacerlo, en muchos casos serían aplazados indebida y arbitrariamente indeterminada cantidad de veces.

 La intimidación era ejercida principalmente por O., combinando las siguientes características para generar miedo: aplazos sistemáticos, masivos o reiterados a los que no pagaban la academia o filtraran información del sistema.

Desde el año 2000 hasta el 2015 o 2016 aproximadamente, la pseudo academia estuvo a cargo de A.C, bajo el nombre de “AOC” (Apoyo Odontológico Córdoba).

Según múltiples denuncias de ex alumnos, no se trataba de un centro de enseñanza, solo tenía la fachada de tal, ya que el encargado de dar las “clases de apoyo” no tenía la menor idea del contenido de la materia, menos de odontología y se limitaba a darles a los asistentes el material que luego Olmedo les tomaría en exámenes.

Allí A.C habría recibido el pago de parte de una innumerable cantidad de alumnos, vía transferencia bancaria en contadas ocasiones o mayormente en efectivo, entregándoles a veces como constancia de pago un simple recibo de librería, demostrándose así una informalidad pasmosa.

Los pagos representaban importantes sumas de dinero que se iban actualizando año a año -lo cual hacía que muchas personas no pudieran acceder jamás-, valores que variaban dependiendo si el alumno cursaba o rendía como regular o libre.

Abonado el supuesto curso por adelantado o la primera cuota, se les entregaba un “apunte” a los alumnos, tomando recaudos para evitar que fuera compartido con compañeros que no concurrían o pagaban la academia, a fin de forzar a la mayor cantidad de alumnos a tener que pagar. El apunte en un principio estaba impreso en una hoja oscura (posiblemente marrón) a fin de evitar su fotocopiado e impedir su préstamo.

Según el tribunal, los hechos atribuidos a O. constituirían actos de corrupción administrativa, violencia institucional y de género, que el estado argentino se ha comprometido internacionalmente a perseguir eficazmente (Convenciones de Caracas y de Belem do Pará).

Extorsión

En autos “O.L.A.; C.A.O.; M.A. Y S.D.L.M.M.S/, EXTORSIÓN , el Juzgado federal N 1 de Córdoba ordenó el procesamiento con prisión preventiva del imputado y sus cómplices por el delito de Extorsión Continuada (arts. 168 y 54 del C.P).

Según el tribunal, los hechos atribuidos a O. constituirían actos de corrupción administrativa, violencia institucional y de género, que el estado argentino se ha comprometido internacionalmente a perseguir eficazmente (Convenciones de Caracas y de Belem do Pará).

Trabar embargo sobre los bienes del imputado hasta cubrir la suma de $5.000.000, imponer a Luis Augusto Olmedo, la obligación de abstenerse de tener relación virtual, digital o personal, con los alumnos de la Facultad de Odontología de la U.N.C.

El propio estatuto de la UNC, proclama: “se considerarán actos que afectan la dignidad y la ética universitaria, entre otros, los comportamientos que importen discriminación o violencia de género (art. 2 de la Res. 9/12 del Honorable Consejo Superior)”.

La sentencia toma en cuenta que son numerosos los testimonios que señalan a O. como una persona influyente, con conexiones, que generaba miedo. Sobre el particular, el Fiscal ha expresado en su requerimiento acusatorio que al comienzo de esta pesquisa costaba conseguir testigos, ya que cuando eran contactados muchos manifestaban tener miedo a declarar, por las represalias que O. podía tomar y la protección que tenía en la Facultad.

Fuente: Diario Judicial

× ¿Te ayudamos?