UTA acusa a las empresas del interurbano de intentar “un lock out patronal contra el gobierno provincial”

AUDIO: IVAN PIÑEYRO (SECRETARIO GENERAL DE LA UTA)

{mp3}pineyro14022019{/mp3}

 

El secretario general de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) de San Luis, Iván Piñeyro, aseguró que las empresas del transporte interurbano intentan presionar al Gobierno provincial, para que les otorgue un nuevo aumento de las tarifas, con medidas contra los trabajadores que afectan a los servicios.

Los choferes de las empresas de la provincia realizan desde el lunes asambleas en punta de línea porque no cobraron la totalidad de los sueldos de enero y porque al menos 12 trabajadores fueron despedidos en los últimos días.

“Ellos intentan apretar al Gobierno de la provincia con hacer un lock out patronal en no pagar los sueldos, en despedir gente, y nosotros estamos sufriendo la situación que ellos están propiciando”, señaló Piñeyro.

El gremialista afirmó que las empresas tomaron, de manera unilateral, la decisión de reducir servicios “y no lo comunicaron a Transporte de la provincia”. Con el argumento de esa reducción, María del Rosario, Sol Bus y Panaholma echaron a trabajadores de su plantel.

Representantes del gremio se reunieron este miércoles con el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Gastón Mones Ruiz, que está a cargo de la Secretaría de Transporte. En el encuentro, los sindicalistas plantearon los inconvenientes particulares de cada de empresa.

“(María del Rosario y Sol Bus) Viven con incumplimientos: no entrega las libretas de trabajo, amenaza a la gente, no la dejan agremiarse, si están agremiados, no pagan las cuotas sindicales, no pagan cargas sociales; los días de lluvia no sacan los servicios. No sabemos cómo la mantienen”, sostuvo Piñeyro.

En el caso de Panaholma, la empresa volvió a amenazar a los trabajadores con que se va a ir de la provincia a fin de mes. “Me informaron que se iban el 28 (de febrero) y que se había comunicado a Secretaría de Transporte; fuimos a la Secretaría y no se había comunicado nada. Esta empresa amenaza siempre, que se va, que al otro día no se va”, detalló el secretario general de la UTA.

De todos modos, la Secretaría de Transporte le comunicó al gremio que si la compañía abandona los servicios que presta, los trabajadores pasarán a formar parte de la empresa que se adjudique esos corredores.

E insistió en que las medidas que toman las empresas apuntan a presionar al Ejecutivo provincial, mediante la paralización de los servicios, para lograr un incremento en las tarifas, debido a la quita de subsidios que dispuso el gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri. “Esto es un lock out patronal contra el gobierno de la provincia. Lo que no ven los empresarios es que perjudican a los usuarios que son los que les dan de comer. Tienen que hacer las presentaciones legales que corresponden, comunicar la situación a Transporte. Pero no pueden dejar de pagar los sueldos”, sentenció.

× ¿Te ayudamos?